Al menos 20 viviendas resultaron afectadas por el incendio generado por la fuga de gas de un camión cisterna en Villa El Salvador. (Foto: Gonzalo Córdova)
Al menos 20 viviendas resultaron afectadas por el incendio generado por la fuga de gas de un camión cisterna en Villa El Salvador. (Foto: Gonzalo Córdova)
Juan Lara Vásquez

Minutos antes de las 7:00 a.m., Hernán Huamán se despertó al oír un estruendo en la puerta de su casa. Se calzó unas sandalias y salió a ver qué había sucedido. Lo que observó no lo había visto antes: una “nube de gas” salía de un camión cisterna y comenzaba a entrar a su casa.

Rápidamente regresó a su vivienda para alertar a su familia. Después, cogió sus llaves y corrió a la casa contigua donde su hermana mayor, Margarita, aún dormía. “Salimos y comenzamos a correr, solo recuerdo cuando explotó todo. Mi casa se incendió con todas mis cosas. Lo único que me queda es lo que tengo puesto”, lamentó Hernán entre los escrombros de su hogar.

La cisterna se incendió a pocos metros de la casa de Hernán Huamán (de polo azul). Solo tuvo tiempo de alertar a su familiar y huir. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)
La cisterna se incendió a pocos metros de la casa de Hernán Huamán (de polo azul). Solo tuvo tiempo de alertar a su familiar y huir. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)

La deflagración no solo calcinó todos los muebles que había en el primer piso. De la segunda planta, que era de material prefabricado, no quedó rastro. “Arriba estaban los cuartos de mis sobrinos. Mira ahora, no hay nada”, señaló Hernán.

Las dos casas, de Hernán y Margarita, fueron parte de las 20 viviendas afectadas por el de la empresa Transgas LG, en Villa El Salvador (VES), que dejó ocho personas muertas y más de 40 heridos..

Hernán sale y vuelve a entrar a lo que queda de su casa. Parece no creer que sea real que un incendio se llevó todas sus pertenencias.

— Rápida reacción —

Jimmy Moscoso vio por las ventanas del segundo piso de su vivienda cómo el gas que salía de la cisterna comenzaba a salir. Despertó a su esposa y a sus hijos de 3, 9 y 15 años y bajaron corriendo por las escaleras. No tuvo tiempo ni de cerrar la puerta de su casa.

“Las llamas vinieron desde abajo [a dos cuadras de donde ocurrió la fuga de gas] hasta que llegó a la cisterna y se prendió todo. No sé cómo llegó hasta mi casa, pero reventaron todas la ventanas. El fuego consumió todo", dice Jimmy.

En la primera planta de la casa de Jimmy funcionaba una farmacia y una bodega. Del primero de ellos no queda más rastro que unos cuantos frascos entre los escombros. Lo mismo sucede en el segundo piso de su vivienda. Todos los ambientes están calcinados.

— Confusión —

Carmen Ponce Calixto llegó alrededor de las 8:00 a.m. a la vivienda de su hermana Maura –quién es invidente– tras ver en las noticias sobre el incendio. Sus primos habían sacado los pocos muebles que no se quemaron. “No sabía qué hacer. La gente gritaba y los bomberos nos pedían salir del lugar, estaba confundida”, recordó.

Su hermana y su sobrino, José Guillermo, fueron trasladados al hospital de Villa El Salvador. Ellos habrían resultado con quemaduras.

“Solo hemos podido rescatar dos muebles, dos camas y un colchón. Es lo único que quedó. Hasta la reja de la casa está doblada por la explosión”, indica Carmen.

Cuatro muebles y un colchón es lo que quedó de la casa de Maura Ponce Calixto. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)
Cuatro muebles y un colchón es lo que quedó de la casa de Maura Ponce Calixto. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)

— El fuego lo alcanzó —

Javier García salió corriendo de su casa cuando vio la “neblina” que avanzaba desde el cruce de las avenidas Mariano Pastor Sevilla y Villa del Mar. Comenzó a correr en dirección opuesta seguro que escaparía de una explosión. Sin embargo, la velocidad con la que avanzaron las llamas fue más rápida.

“Escuché cómo salía el gas del camión y me dije que eso explotaría en cualquier momento. Solo corrí y después sentí cómo mi brazo se quemaba. Felizmente me ayudaron”, cuenta.

Javier fue auxiliado por sus vecinos. Posteriormente lo trasladaron a una de las carpas instaladas por Essalud. En ese punto lo estabilizaron y curaron sus heridas –quemaduras de segundo grado– antes de ser trasladado a un centro médico.

Javier García sufrió quemaduras de segundo grando en el brazo derecho y quemaduras de primer grado en el rostro. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)
Javier García sufrió quemaduras de segundo grando en el brazo derecho y quemaduras de primer grado en el rostro. (Foto: Gonzalo Córdova/GEC)