El Comercio informó que, en el Perú, cualquier persona que consigue un camión-cisterna puede obtener el permiso de forma automática, según la actual regulación. (Foto: GEC)
El Comercio informó que, en el Perú, cualquier persona que consigue un camión-cisterna puede obtener el permiso de forma automática, según la actual regulación. (Foto: GEC)
Redacción EC

Ante el incendio y deflagración en , ocurrido el pasado 23 de enero, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) pidió al Gobierno que el sistema de transporte de combustibles y en particular del GLP debe ser declarado en emergencia.

El director ejecutivo de la SNMPE, Pablo de la Flor, indicó que el fin es iniciar una reforma integral de las tareas de supervisión y fiscalización que actualmente está a cargo del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin).

El funcionario señaló que la tragedia en Villa El Salvador muestra la existencia de enormes falencias en todo el proceso de autorizaciones para el transporte de combustibles que deben corregirse de inmediato para evitar que estos lamentables hechos vuelvan a repetirse.

“No se puede seguir actuando irresponsablemente, dando autorizaciones automáticas con la sola presentación de una declaración jurada por parte de los transportistas y sin haber realizado una minuciosa verificación sobre las condiciones mecánicas, técnicas y de seguridad de los vehículos conforme lo exige los reglamentos del sector Hidrocarburos. Además, es fundamental que, una vez otorgadas estas autorizaciones, Osinergmin realice supervisiones periódicas de las citas unidades”, sostuvo Pablo de la Flor.

Por ello, enfatizó que es necesario una revisión de los procedimientos que están a cargo del Osinergmin y definir si seguirá encargando a empresas certificadoras sus funciones de supervisión de los transportistas de GLP que solicitan su ingreso al Registro de Hidrocarburos.

“Osinergmin tiene recursos económicos suficientes para cumplir a cabalidad con funciones de supervisión y fiscalización, pues durante los últimos 5 años ha percibido más de 670 millones de soles por concepto de aporte por regulación de parte de todos los agentes que operan en la industria hidrocarburífera”, enfatizó.

El Comercio reveló que, en el Perú, cualquier persona que consigue un camión-cisterna puede obtener el permiso de forma automática, según la actual regulación. De acuerdo con los requisitos establecidos por (Decreto Supremo 01-94-EM), los vehículos que transportan GLP deben estar inscritos en el Registro de Hidrocarburos, y para eso deben presentar algunos documentos. Uno de los más complejos es la aprobación de una certificadora que verifique la seguridad del tanque.

Desde el 2017, el Osinergmin da estos permisos automáticamente a interesados en transportar GLP. En ese mismo año, se modificó su texto único de procedimientos administrativos (TUPA) y simplificó los procesos.

Antes de este cambio, Osinergmin tenía 30 días para revisar los documentos presentados y si no respondía a la solicitud de la entidad, se denegaba la autorización. El camión cisterna que causó la deflagración en VES es uno de los vehículos que recibió autorización forma automática por la entidad.