Allanan viviendas de policías presuntamente vinculados a compras irregulares durante la pandemia del COVID-19 (César Grados/GEC)
Allanan viviendas de policías presuntamente vinculados a compras irregulares durante la pandemia del COVID-19 (César Grados/GEC)
Óscar Paz Campuzano

Periodista

oscar.paz@comercio.com.pe

Más de 40 fiscales, 19 peritos y 200 policías allanaron esta madrugada 30 viviendas de altos mandos de la PNP y civiles investigados por presuntas contrataciones irregulares para comprar ranchos fríos, mascarillas y otros implementos de bioseguridad durante el Estado de Emergencia. Las autoridades también llegaron hasta las oficinas de Administración de la PNP, en el Rímac.

En Surco, ingresaron al inmueble del general PNP Héctor Javier Petit Amésquita, director de Administración de la Policía Nacional del Perú desde el diciembre del 2019 hasta abril de este año, cargo del que fue retirado luego de las denuncias periodísticas.

Petit ha ocupado antes otros puestos importantes como titular de la oficina de Imagen Institucional de la PNP (2017), de la Dirección de Bienestar y Apoyo al Policía (2018), jefe de la XII Macrorregión Policial Áncash (2019) y durante los cuatro primeros meses del 2020 comandó la Dirección de Administración, donde surgieron los cuestionamientos.

Se reveló que once días después de decretado el Estado de Emergencia (15 de marzo), la Dirección de Administración de la PNP contrató a Emotion Group para la adquisición de 22 mil ranchos fríos pese a que esta empresa se dedica a la importación autopartes y llantas. El contrato se hizo por S/ 2 millones y el precio de cada rancho era de S/87. Esta empresa también fue contratada por S/ 8 millones para la adquisición de 700 mil mascarillas y otros equipos de bioseguridad.

Las sospechas sobre ambos contratos llevó a que el alto mando policial junto otros oficiales como el director de Logística, coronel PNP Freddy Del Carpio León; el jefe de Abastecimiento, comandante PNP Godofredo Pérez Díaz; el jefe de Procesos, mayor PNP Guillermo Vásquez Cueto; y el jefe del Área Contractual, Mayor PNP Edwin Montero Morón, sean retirados de sus cargos e investigados por distintas instancias como el Fuero Militar-Policial y la Segunda Fiscalía Anticorrupción.

Estos contratos están bajo investigación no solo por presuntos sobrecostos y la elección de proveedores que no tendrían experiencia en el rubro, sino también porque existen sospechas de que la empresa habría operado como fachada de los verdaderos vendedores, que serían oficiales de la PNP.

“Lo que estamos tratando de verificar son esos nexos entre algunos proveedores que habrían sido intermediarios de los verdaderos vendedores. Estaríamos hablando de testaferros”, comentó hace algunas semanas el fiscal Reynaldo Abia, cuando confirmaba que un equipo especial de fiscales estaba abocado a esta investigación.

Las explicaciones de Petit, como jefe de la Dirección de Administración cuando se hizo la compra, es que la empresa Emotion Group tenía también como un segundo rubro la importación de bienes logísticos, además de repuestos y llantas.

Sobre los cuestionamientos al costo de S/87 por rancho, Petit usó como argumento que años anteriores se hicieron adquisiciones de ranchos fríos americanos con certificación por S/120 (2019) y S/178 (2018).

Tanto la compra del rancho frío como las 700 mil mascarillas no se concretó porque, luego de otorgada la buena pro, el 26 de marzo, Emotion Group emitió una serie de cartas asegurando que no podría realizar la importación por las restricciones de vuelos internacionales. En el caso de las mascarillas y respiradores, el oficial dijo que la adquisición se terminó haciendo con la empresa 3M.

Pese a las explicaciones de Petit, las investigaciones han continuado. Con la diligencia de hoy se están buscando pruebas sobre estos presuntos nexos ilícitos entre proveedores y altos mandos de la PNP.

TE PUEDE INTERESAR