Los jóvenes protestaron en la sede de la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). (Foto: El Dominical)
Los jóvenes protestaron en la sede de la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). (Foto: El Dominical)
Redacción EC

Grupos de ingresantes a la (UNFV) denunciaron que, hasta el momento, no han podido iniciar sus clases debido a la decisión de las autoridades de dicho centro de estudios superior de postergar el comienzo del año académico para los nuevos alumnos.

MIRA: ¿Cómo conocer el lugar de vacunación para mayores de 80 años en SJL y SMP?

En , de Panamericana Televisión, los jóvenes protestaron en la sede central de la UNFV y detallaron que ellos accedieron a una vacante a través del Centro Preuniversitario Villarreal (Ceprevi) en el año 2019 y que debieron iniciar su carrera en el 2020.

Sin embargo, ante la llegada de la pandemia del coronavirus (), las autoridades de la Universidad Federico Villarreal optaron por postergar el examen de admisión regular y, por consiguiente, el inicio del año académico para los nuevos alumnos.

Los jóvenes señalaron que son 450 alumnos de Ceprevi los que no han podido comenzar su carrera hace un año y medio. Incluso, aseguraron que han sido bloqueados en las redes sociales de la UNFV cuando han denunciado este caso.

MIRA: Año escolar 2021: ¿cuál es el panorama en las escuelas privadas tras el retorno a clases?

Cuestionaron que otras universidades de Lima sí hayan podido desarrollar exámenes de admisión de manera virtual, como la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), y no la UNFV.

El pasado 12 de marzo, la Universidad Nacional Federico Villarreal emitió un comunicado en su página de Facebook para anunciar que los estudiantes de Ceprevi iban a iniciar sus clases en el “calendario académico 2021”, aunque no precisa fecha exacta.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Loreto: Mujer de 101 años es la primera afiliada del Padomi en ser vacunada contra el COVID-19 | VIDEO
Una mujer de 101 años se convirtió en la primera afiliada del Programa de Atención Domiciliaria (Padomi) de EsSalud en Loreto, en recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 elaborada por la farmacéutica Pfizer. La abuelita que todo momento estuvo acompañada por sus seres queridos expresó “No me dolió nada”.

TE PUEDE INTERESAR