María del Carmen Yrigoyen

Ni con rochabús se libra Gamarra de los ambulantes instalados en pistas y veredas. Algunos incluso se han establecido con sombrillas, mesas y sillas. Venden cebiche, chicharrones y bebidas avinagradas en medio de carteras, ropa de poliéster y regalos navideños.

En el jirón Huánuco, las combis y los taxis circulan sorteando maniquíes y rejas con ropa colgada. Los vendedores de agua embotellada llevan la mercadería en carritos de supermercado.

A una cuadra se ha estacionado un camión del municipio para trasladar lo confiscado. Pero esto no disuade a nadie. De hecho, detrás del vehículo, una mujer ha extendido un plástico azul para colocar los buzos que venderá en el día.  

"Deja de tomar fotos", grita otra vendedora que ofrece  polos con los personajes de Disney."Ustedes en vez de ayudarnos, nos 'maletean'", insiste.

El municipio de La Victoria informó que sigue trabajando en un plan de seguridad para esta zona, que incluya la expulsión de comerciantes informales. Ayer en la mañana la comuna desalojó a comerciantes de los alrededores del parque Cánepa. Sin embargo, estos volvieron a instalarse por la tarde. 

Insisten en que no se moverán durante la campaña navideña.

Lea también...

TAGS RELACIONADOS