Según el informe policial, el desnivel en la pista fue un "factor determinante" en la emergencia. (Gonzalo Córdova/GEC)
Según el informe policial, el desnivel en la pista fue un "factor determinante" en la emergencia. (Gonzalo Córdova/GEC)
Óscar Paz Campuzano

A menos de una semana de la tragedia en (VES), peritos e investigadores de la Dirección de Seguridad del Estado de la Policía Nacional del Perú (PNP) tienen sus primeras conclusiones sobre lo que pasó el 23 de enero último.

Según el informe policial, la deflagración en un radio de 250 metros provocada por la fuga de gas licuado de petróleo (GLP) tuvo como “factor determinante” un desnivel en la calzada del cruce de las avenidas Mariano Pastor Sevilla y Villa del Mar. “El desnivel [de 1,80 metros de longitud y 55,5 cm de altura] tiene 16 grados, cuando no debía ser mayor de 12”, explicó el coronel PNP José Gutiérrez Mori.

El segundo factor sería una negligencia del chofer Luis Guzmán Palomino (72), a quien ayer el Poder Judicial liberó bajo comparecencia restringida. Para la policía, este hombre cometió una imprudencia al pasar por el desnivel y transportar GLP con un vehículo que no tenía los mecanismos de seguridad necesarios. Además –según la investigación–, Guzmán no acredita haber sido capacitado para el transporte de sustancias peligrosas. Su abogado explicó que el trabajo de Guzmán era el de abastecer con combustible el tanque interno del vehículo, y no el transporte y/o suministro de GLP.

La falta de mecanismos de seguridad y el mal estado del vehículo de placa A2X-847, propiedad de la empresa Transgas LG E.I.R.L., es el tercer factor. Según la PNP, unidades de este tipo deben tener una barrera protectora debajo de las válvulas y ductos por donde pasa el GLP. También deben tener mecanismos de bloqueo automático de los ductos al detectar fugas. “Nada de esto se encontró en la unidad siniestrada”, afirmó Gutiérrez Mori.

—¿Qué dice la ley?—

El Comercio revisó el Reglamento para la Comercialización de Combustibles Líquidos y Derivados de los Hidrocarburos (D.S. 030-1994). La norma, que el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) debe hacer cumplir, menciona que “el tanque, las tuberías, las válvulas y las mangueras [de los camiones-tanque] deberán mantenerse en perfecto estado y sin presentar filtraciones”, contar con un extintor contraincendios y otras medidas.

Sin embargo, el reglamento no menciona como requisito contar con una barrera protectora debajo de las válvulas y ductos para evitar lo que sucedió en VES, es decir, que el contacto con la calzada produzca roturas y fugas. Según expertos consultados, este es un vacío en la norma, así como también lo es la prohibición de que estos circuitos estén debajo de los tanques de GLP en lugar de ir arriba de la cisterna, como se obliga en Brasil. El Osinergmin señaló que no responderá hasta que sus investigaciones hayan concluido.

Según el informe policial, el desnivel en la pista fue un "factor determinante" en la emergencia. (Gonzalo Córdova/GEC)
Según el informe policial, el desnivel en la pista fue un "factor determinante" en la emergencia. (Gonzalo Córdova/GEC)

Marine Consultants, acreditada por el Instituto Nacional de Calidad, es la que certificó a mediados del 2019 el tanque a presión del vehículo siniestrado. Su gerente general, César Salermo, aclaró que su empresa fue contratada para acreditar el buen estado del tanque a presión, no los ductos ni las válvulas ni la carrocería.

La investigación de la PNP, remitida al Ministerio Público y al Poder Judicial, acusa al chofer Guzmán Palomino de homicidio culposo, lesiones graves y daños materiales. Implica también al hijo del chofer y gerente de Transgas LG E.I.R.L., Luis Guzmán Escriba, y a representantes de la Municipalidad Metropolitana de Lima, de la Municipalidad Distrital de Villa El Salvador y del Osinergmin.

—Piden ayuda de aseguradora—

Víctimas de la deflagración denunciaron que no están recibiendo ayuda de La Positiva Seguros, empresa que aseguró al camión-tanque involucrado. El Comercio conversó hasta con cinco familias afectadas con daños personales y materiales, y todas coincidieron con esa versión.

La aseguradora afirmó que ha emitido 106 cartas de garantía solicitadas para la atención de 46 víctimas. Además, activó el SOAT y la cobertura de responsabilidad civil de hidrocarburos, que asciende a S/840 mil. Precisó que por el SOAT a cada una de las víctimas le corresponde hasta cinco UIT (unidad impositiva tributaria) por gastos médicos, hasta cuatro en caso de invalidez permanente, hasta una por incapacidad temporal, cuatro en caso de fallecimiento y hasta una para gastos de sepelio. Cada UIT equivale a S/4.200.