Decenas de colectivos invadieron la ruta del corredor rojo, en la avenida Javier Prado. Dejaban y recogían pasajeros en lugares prohibidos. (Foto: Hugo Curotto)
Decenas de colectivos invadieron la ruta del corredor rojo, en la avenida Javier Prado. Dejaban y recogían pasajeros en lugares prohibidos. (Foto: Hugo Curotto)

Esta mañana decenas de taxis colectivos continuaron invadiendo los carriles exclusivos de buses en los corredores complementarios establecidos en las avenidas Arequipa (azul) y Javier Prado (rojo). Esto sucede un día después de que los gremios de estos vehículos informales bloquearan vías de Lima y Callao y realizaran actos vandálicos como protesta.

En la ruta Tacna-Garcilaso-Arequipa, El Comercio comprobó que los automóviles se estacionaban indebidamente en el cruce de Arequipa y Angamos, recogiendo pasajeros y bloqueando el carril de los buses. Se apreció la misma situación en el cruce de Arequipa y Juan de Arona.

En ambos puntos del corredor azul, la presencia de los fiscalizadores de ProTransporte era mínima: apenas una persona para al menos 5 vehículos por cada semáforo rojo. En tanto, los buses operaron con normalidad, sin ningún acto de violencia por parte de los choferes de colectivo.

En el cruce de Angamos con Arequipa, los colectiveros utilizaban el carril destinado a los buses del corredor azul. La fiscalización fue insuficiente.
En el cruce de Angamos con Arequipa, los colectiveros utilizaban el carril destinado a los buses del corredor azul. La fiscalización fue insuficiente.

En el corredor Javier Prado

El panorama era más complejo en el corredor rojo, que cubre la ruta Javier Prado-La Marina-Faucett. En esta vía la cantidad de colectiveros era mucho mayor, y se evidenciaba en los cruces de Javier Prado con las avenidas Rivera Navarrete y Aviación.

En el primer punto, las combis informales −con una capacidad de hasta 15 pasajeros− utilizaban la esquina para dejar y recoger pasajeros, pese a que había un policía que supervisaba el tránsito. No había ningún fiscalizador.

Al percatarse de la presencia de este Diario, un colectivero amedrentó a nuestro equipo y empezó a grabar con su celular. Amenazaba con que ya estaban identificados por el gremio. Es sabido que los choferes comparten, a través de Whatsapp, información sobre dónde se ubican los policías, fiscalizadores o equipos de prensa para estar prevenidos.

La situación era similar en los alrededores de la Estación La Cultura del metro de Lima, en el cruce de Javier Prado y Aviación. Uno de los ingresos de la Biblioteca Nacional del Perú fue convertido en paradero improvisado por los taxis colectivos, donde solo se había asignado un fiscalizador.

Las combis que hacían taxi informal no respetaban los cruces peatonales para recoger pasajeros. Esto sucedió en la esquina de Javier Prado y Rivera Navarrete. (Foto: Hugo Curotto)
Las combis que hacían taxi informal no respetaban los cruces peatonales para recoger pasajeros. Esto sucedió en la esquina de Javier Prado y Rivera Navarrete. (Foto: Hugo Curotto)

Fiscalizadores en corredores

Consultado por El Comercio, Protransporte informó que en ambos corredores complementarios hay más de 370 fiscalizadores asignados: en la ruta Tacna-Garcilaso-Arequipa (corredor azul) son 177 fiscalizadores; y en la ruta Javier Prado-La Marina-Faucett (corredor rojo), son 207. Ellos visten chaleco amarillo.

En tanto, la Autoridad de Transporte Urbano de Lima y Callao (ATU) reiteró que, para la fiscalización en general, cuentan con 120 personas (con chaleco rojo) que se dividen en dos turnos de ocho horas cada uno. Aseguraron que se dispondrá de más personal en las próximas semanas, cuando la entidad asuma todas las competencias de Protransporte.