Unos retornaron ayer a la capital desde las playas por la . Para ello fueron desplegados del peaje de Pucusana a la avenida Tomás Marsano para garantizar la fluidez en el recorrido de las unidades.

Además, por primera vez en este verano se aplicó el cambio de sentido en la referida vía de tal manera que cinco de los seis carriles tuvieron sentido sur a norte, desde Santa María hasta el Puente Atocongo. Para la circulación de norte a sur quedó el carril restante y la antigua Panamericana Sur.

El cambio de sentido empezó desde las 3:30 p.m. lo cual posibilitó que el tránsito se desarrolle con normalidad. Sin embargo, a partir de las 6 p.m. fue mucho más intenso. Según reportó Canal N, desde Atocongo los conductores solo podían ir a 20 kilómetros por hora.

JOVEN MURIÓ ATROPELLADO

En tanto, en el kilómetro 11.5 de la carretera, un joven, identificado como Jorge Quitoso Vega, murió tras ser embestido por una camioneta que también retornaba a Lima desde el sur.

La víctima cruzaba el carril que normalmente tiene la ruta norte-sur pero cuando ya se había habilitado el cambio de sentido. Aparentemente, Quitoso no se percató de ello y cruzó de manera imprudente por la vía puesto que a menos de 100 metros hay un puente peatonal.

El chofer de la unidad, quien fue amenazado por familiares y amigos del joven atropellado, se puso a disposición de la comisaría de Sagitario.