Tragedia previsible: Panamericana Sur plagada de negligencias
Juan Pablo León Almenara

Unos 600 accidentes se registraron entre Lima y Asia en el 2016. Hoy, se produjeron en la madrugada dos accidentes más, uno de ellos con un saldo fatal: seis muertos y más de 20 heridos.

Todas las infracciones de tránsito establecidas por el Ministerio de Transportes se cometen en poco más de 90 kilómetros: el tramo entre Lima-Asia de la es un camino de negligencias que ninguna autoridad ha podido frenar.

La tarde del último 18 de febrero, un camión de bomberos intentaba atender un incidente en la Panamericana Sur. A la altura del kilómetro 43,5, su chofer tomó la vía auxiliar de emergencia para llegar más rápido, pero se lo impedía un bus de pasajeros. Era un Volvo de placa YIP-230 de la empresa de transportes PerúBus, el cual invadió esta vía exclusiva para vehículos de rescate.

La autobomba encendió las sirenas para abrirse paso, pero delante del bus otros carros habían tomado la vía auxiliar. El bombero retomó la autopista congestionada y perdió minutos valiosos. Un conductor fotografió la escena y la publicó en la página de Facebook Alto a los Adelantos por la Auxiliar, que ocasionó cientos de mensajes de indignación. 

Esta es solo una de las siete infracciones graves o muy graves que se cometen en la Panamericana Sur con mayor frecuencia. Uso de colectivos informales, adelantamientos o maniobras peligrosas, abastecimiento de combustible en un vehículo de transporte público con pasajeros a bordo, uso de la vía como estacionamiento y exceso de velocidad son otros ejemplos. 

“Hay una falta de cultura vial. Y lo que sucede en la Panamericana Sur, una vía altamente demandada en esta época de verano, grafica perfectamente este problema”, dice el ex asesor del Ministerio de Transportes Lino de la Barrera. 

El experto en temas de transporte cuestiona que el control de la Panamericana Sur no esté integrado. “Está a cargo de la Policía de Carreteras, pero las jurisdicciones de cada distrito también ejercen autoridad; mientras que la Policía de Tránsito también tiene injerencia. Hay una peligrosa división de funciones”, dijo. 

Según la policía, en el 2016 se registraron cerca de 600 accidentes en este tramo de la Panamericana, es decir, 50 al mes en promedio. Jorge Castillo, director de la Policía de Carreteras, admite que aún falta fortalecer la vigilancia y que el Gobierno debe invertir en equipos de comunicación. “La falta de comunicación es un obstáculo. Un 40% de los patrulleros carece de radios, el personal se comunica con sus propios celulares”, señaló.

- En cifras -

Siete de cada 10 accidentes en el Perú están relacionados a factores humanos (exceso de velocidad, imprudencia o ebriedad del conductor).

Unos 800 vehículos destinados al patrullaje existen para todas las carreteras del país, uno por cada 35 kilómetros. Según la PNP, el estándar ideal sería tener un vehículo por cada 10 kilómetros.