Uno de cada 10 vehículos debería estar en el depósito, según el SAT. Autos con orden de captura en Lima llenarían 25 Campos de Marte. En la capital no hay espacio suficiente para internar a todos ellos (Foto: Bryan Albornóz).
Uno de cada 10 vehículos debería estar en el depósito, según el SAT. Autos con orden de captura en Lima llenarían 25 Campos de Marte. En la capital no hay espacio suficiente para internar a todos ellos (Foto: Bryan Albornóz).

Los depósitos vehiculares en la capital están repletos. Esto ocurre, en parte, porque las combis, coasters y mototaxis que son internadas por sus millonarias deudas en papeletas no son retiradas por sus dueños.

Un ejemplo es la ‘bestia’ de Petit Thouars, una coaster pirata, de placa B1B-741, que protagonizó uno de los documentales de la campaña #NoTePases de El Comercio. Luego de esta publicación, esta unidad y otras 90 coasters piratas fueron llevadas al depósito por la Municipalidad de Miraflores. Sin embargo, la mayoría de ellas sigue ocupando un espacio sin que los dueños se aparezcan.

Esta falta de espacio en los depósitos impide que las autoridades internen otros vehículos con orden de captura para ayudar a limpiar el parque automotor. Solo en Lima circulan más de 176 mil unidades con orden de captura, es decir, 1 de cada 10 vehículos en la ciudad debería estar en el depósito, pero esto no ocurre.

Gracias a un decreto de urgencia, publicado hace unos días por la PCM, la ‘bestia’ de Petit Thouars y otros cientos de vehículos que permanecen internados por meses podrían ir a una planta de chatarreo.

Se trata del Decreto de Urgencia 019-2020, mediante el cual se establecen nuevas condiciones para el retiro de los vehículos que son llevados al depósito por alguna autoridad. Según dispone la norma, cuando Sutrán, la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), la Policía Nacional, un gobierno regional o una municipalidad opten por aplicar la medida preventiva de internamiento del vehículo, el propietario tendrá un plazo máximo de 30 días hábiles, contados a partir de la fecha de ingreso al depósito, para solicitar el retiro del vehículo previo pago de la deuda.

Si vence el plazo y el vehículo no ha sido retirado, la autoridad a cargo del procedimiento sancionador puede iniciar las acciones legales para declarar el vehículo en abandono, y de ser el caso, trasladarlo a una planta de chatarreo.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) determinará el procedimiento para retirar y declarar en abandono el vehículo. Por otra parte, se le brindará facultades a la Sutrán, brazo fiscalizador del MTC, para alquilar espacios a terceros que les permitan funcionar como depósitos para el internamiento de vehículos.

Se calcula que la capacidad total de los 8 depósitos del SAT es de unas 4 mil unidades. Si bien la mayoría de autos internados son recuperados en los primeros días, una gran parte de los depósitos siguen ocupados por vehículos que no son reclamados.

Infracciones que ahora son delitos

El Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) informó que las personas que agredan físicamente a los fiscalizadores de la Sutrán pueden recibir una pena privativa de la libertad de entre 6 y 12 años. El delito, que anteriormente constituía una infracción vial, hoy se considera como lesiones graves.

Así lo establece el Decreto de Urgencia 019-2020 del MTC, el cual modifica el artículo 121 del Código Penal. La pena puede llegar hasta los 20 años de prisión si, como consecuencia del ataque a los inspectores, se produjera la muerte.

Por otro lado, los conductores de transporte público sin SOAT o revisión técnica también podrían recibir una pena de entre 1 y 3 años de cárcel.

El decreto precisa que estos choferes generan un peligro para la vida, la salud o la integridad física de las personas al no cumplir los requisitos de ley para circular.

TAGS RELACIONADOS