El transporte informal corre impune por las carreteras peruanas. (Captura: Cuarto Poder)
El transporte informal corre impune por las carreteras peruanas. (Captura: Cuarto Poder)
Redacción EC

Los conductores de transporte colectivo informal utilizan placas de cartón para burlar el control de la Policía Nacional y de personal de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas y Carga (), según un reportaje de Cuarto Poder.

Los fiscalizadores retiran las placas de los vehículos para evitar que circulen. Sin embargo, los inescrupulosos conductores colocan estas placas para seguir circulando.



La Policía Nacional informó que estos vehículos permiten el aforo de entre 12 a 18 personas. Además, colocan lunas polarizadas o cierran las cortinas para hacer creer a los inspectores que transportan objetos.

Otros conductores pegan cintas adhesivas para ocultar la tercera placa, ubicada en la luna frontal del vehículo.

Durante una intervención, uno de los conductores retiró la matrícula del vehículo antes de ser intervenido por agentes de la Sutran y la escondió dentro de su pantalón.

Los inspectores de tránsito confirman que conducen sobrepasando los límites de velocidad para llegar a su destino en menor tiempo. Ellos aseguran que circulan a 150 km/h para.

En Lima hay 6,000 vehículos informales compitiendo por un lote de pasajeros para tomar las carreteras por asalto.