Redacción EC

La Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la envió 98 vehículos al depósito tras operaciones de fiscalización realizadas en el Cercado de Lima, San Martín de Porres y Puente Piedra. Las unidades eran usadas, sin permiso municipal, para el servicio de transporte público.

Durante las intervenciones, los inspectores decomisaron combis, minivans y taxis que circulaban en la modalidad de colectivo y ponían en riesgo la vida de los ciudadanos. Para eso, se contó con el apoyo de 70 agentes de la Policía Nacional.


La operación se efectuó durante tres días consecutivos en el Puente Balta, en Cercado de Lima; en la zona conocida como Primera de Pro, en San Martín de Porres; y en el óvalo de Puente Piedra. 

Entre los vehículos llevados al depósito hay uno de placa T1C-716 que  había acumulado una deuda de S/ 69.763 por multas impagas. Los autos con placas F9Q-228 y APA785 registran deudas por S/ 23.596 y S/17.843 en infracciones, respectivamente.

-Sanciones-
​La Municipalidad de Lima sancionó a los conductores informales con multas de 4 Unidades Impositivas Tributarias, equivalentes a S/16.800, por faltas al Reglamento Nacional de Transporte.

Durante la operación se verificó que algunos vehículos no contaban con un seguro obligatorio de accidentes de tránsito (SOAT) ni certificado de inspección técnico vehicular (CITV) ni tarjeta única de circulación (TUC).

Lea también...