En Lima se han identificado 29 terminales o paraderos informales para el transporte interprovincial. (Foto referencial: El Comercio)
En Lima se han identificado 29 terminales o paraderos informales para el transporte interprovincial. (Foto referencial: El Comercio)
Daniel Bedoya

En la víspera de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo, miles de personas suelen viajar por el país para reencontrarse con sus familiares, amigos o para realizar actividades turísticas. Uno de los modos de viajar es por tierra, usando un bus interprovincial, que puede resultar una opción económica.

Sin embargo, en Lima aún existen muchas empresas informales que funcionan sin garantizar un viaje seguro. Tal como se señaló en un reporte de El Comercio, y conforme a la información de la Policía Nacional, en lo que va del año se ha registrado cerca de 4 mil accidentes en carreteras con el terrible saldo de 717 muertos y 7.318 heridos.

En este contexto, la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Cargas y Mercancías (Sutran), informó que a la fecha se tiene identificado los principales puntos de embarque de pasajeros para la prestación del servicio informal, y la inmediata acción es la clausura del establecimiento. “En Lima tenemos 29 terminales o cocheras y 11 paraderos. De las 29 infraestructuras, 21 cuentan a la fecha con una medida preventiva de clausura temporal”, informó la superintendencia a este Diario.

Por otro lado, en lo que va del año se han impuesto cerca de 7 mil actas por prestar el servicio de transporte de personas informal, que corresponden a autos y vans principalmente.

Como parte del balance anual, a nivel nacional se han impuesto 930 mil actas de intervención a vehículos que prestan el servicio de transporte de personas y mercancías en el ámbito nacional, detalló la Sutran, “de las cuales alrededor de 63 mil actas son no conformes, es decir, que éstas cuentan con alguna conducta infractora detectada”.

Estas actividades informales son sancionadas con multa, suspensión o cancelación de la habilitación de vehículos, hasta la cancelación de las autorizaciones para prestar el servicio de transporte. Del mismo modo, podría aplicarse la sanción de retención, suspensión o cancelación de la licencia conducir.