María del Carmen Yrigoyen

Desde esta mañana se ha regularizado el tránsito vehicular en el kilómetro 22 de la . La vía se encontraba bloqueada desde ayer a la 1 p.m., cuando un tráiler, que superaba la altura permitida, chocó contra un puente peatonal. 

El vehículo se trajo abajo parte de la estructura, que cayó sobre un auto y dejó un herido.

La imprudencia destruye la ciudad
Gilmer Abanto Yovera Benites, de 34 años, derribó la mitad de un puente peatonal en Comas. Ayer, poco antes de la 1 p.m., transitaba por el kilómetro 22 de la Panamericana Norte en un tráiler de la empresa Savar. Llevaba una pesada carga, cuya altura superaba la permitida. Al intentar atravesar el Puente de la Amistad, de 5,2 metros de alto, chocó contra la estructura y provocó que esta se partiera en dos.

El vehículo hizo que la mitad del puente girase como aguja de reloj y cayera sobre un Toyota blanco tipo station wagon, que al igual que el camión circulaba en dirección norte. El puente destrozó el techo del auto y deformó las puertas. El conductor, Heberth Edson Díaz Garrido, de 34 años, quedó atrapado.

Agentes de los bomberos, la policía, el Minsa y personal de Rutas de Lima intervinieron para rescatarlo. Fue sacado por la zona del parabrisas y trasladado al hospital Sergio Bernales de Collique. “Es un milagro que esté vivo”, comentó Alfredo, hermano del herido, mientras veía el vehículo destrozado.

Heberth, que es electricista, se dirigía a Carabayllo para comprar materiales. Iba solo en el auto. Es el único herido identificado por la comisaría de Santa Luzmila. “Sigue en observación. Ya le han sacado las placas y, felizmente , parece que no tiene daños internos ni fracturas. Pero le duelen las costillas, la cintura, la espalda y la cabeza”, informó anoche su esposa Cynthia Rosas.

El causante del accidente fue conducido a la dependencia policial para rendir su manifestación. Mientras tanto, ambos sentidos de la Panamericana Norte fueron bloqueados al pase vehicular y la zona tuvo que ser acordonada para impedir el paso de los peatones. Había un alto riesgo de que el resto de la estructura del puente se desplomara y en el lugar había al menos medio centenar de curiosos. La Policía de Tránsito tuvo que desviar los vehículos hacia las avenidas Gerardo Unger, Túpac Amaru y Trapiche.

Hacia las 7 p.m. se comenzó a cortar el puente para facilitar la limpieza de la vía. Los trabajos continuaron toda la madrugada. Hoy se regularizó el tránsito.

—Negligencia—
Nancy Barnechea, presidenta de la Comisión de Inspectores de Seguridad en Edificaciones del Colegio de Ingenieros, explica que es poco probable que la caída del puente tenga relación con daños estructurales previos. “El puente cayó debido al fuerte impacto del camión contra la estructura. Ese choque habría desplazado la base del puente”, dice.

“Habría que ver a qué velocidad estaba pasando, pues en esa ruta los vehículos suelen transitar hasta a 80 km/h”, añade.

Fuentes de la Policía Nacional informaron que aún no se ha determinado la velocidad del camión al momento del impacto. “Eso todavía lo tienen que examinar los peritos. Pero la falta de huellas en la pista nos hace pensar que la velocidad no fue tanta”, dicen.

“El conductor del tráiler transportaba un tipo de carga especial. Por lo que tenemos entendido, se trataría de una pieza de maquinaria para minería hecha de una material capaz no solo de resistir al choque contra el puente, sino también de causar daño a la estructura”, añaden.

Lea también...