Juan Pablo León Almenara

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El pasado 20 de octubre, un camión que trasladaba material de construcción . Tres de ellas murieron a causa del impacto. El vehículo de placa B2L-863 aprobó su última revisión técnica en diciembre del 2018, pero en su certificado registra observaciones como “fugas de fluidos en la caja de cambios y fugas de aceite de motor”.

Siete meses antes, en febrero del 2020, un . También ocurrió en el Callao. Este camión de placa ACM-825 tenía la revisión técnica aprobada, pero en el certificado de inspección hay observaciones: “Frenos principales o de servicio presentan desequilibrio de fuerza de frenado de lado a lado en el eje posterior entre 15 y 20% (...) Frenos principales o de servicio con eficiencia entre 30 y 50%”.

Hay preguntas que caen por su propio peso: ¿por qué el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) permite que las plantas de revisión técnica aprueben a vehículos con deficiencias mecánicas?

Una cifra nos da pistas para entender el nivel de exigencia que tiene el MTC con los centros de inspección: en el Perú, solo el 8,25% de unidades desaprueba la revisión técnica, según un . En Alemania, a más del 10% de vehículos considerados nuevos –cinco años de antigüedad– se les detectaron fallas graves. En el Perú, aprueban el examen camiones con fallas en el sistema eléctrico, fugas de aceite en la caja de cambios y hasta problemas en los ejes.

En Chile, el porcentaje de rechazo es del 30%, en Ecuador 37% y en Costa Rica 45,2%, de acuerdo con cifras oficiales recogidas por la APP en dicho informe. Esto ocurre debido a la exigencia de las inspecciones en estos países con miras a mejorar la seguridad vial. En estos lugares hay más autos desaprobados a pesar de que tienen el parque automotor más moderno que en el Perú.

“En Argentina desaprueba el 30% de los autos, casi cuatro veces más que en el Perú, a pesar de que su parque automotor es más moderno que el nuestro (11 años contra 13)”, dice a El Comercio Alberto Morisaki, gerente de estudios económicos de la AAP. En opinión de este funcionario, no se trata de casos de coimas para que los centros de inspección aprueben a la mayoría, sino de parámetros del MTC demasiado flexibles, que permiten a las plantas de inspección dejarlos pasar con observaciones.

“El reglamento del MTC indica que las inspecciones técnicas en el Perú tienen dos objetivos: disminuir los accidentes de tránsito y mejorar las condiciones ambientales. Estas dos cosas no han mejorado, sino empeorado”, sostiene. Según cifras de la Policía Nacional del Perú consultadas por El Comercio, en el 2018 hubo 90.059 siniestros viales y en el 2019 esta cifra se incrementó a 113.477 casos, entre choques, atropellos y vuelcos.

Lea también: Presidente de comisión de transporte del Congreso admite ser “la voz de los colectiveros informales”

Los descargos

El MTC dijo a El Comercio que, si bien la tasa de desaprobación de las revisiones técnicas es baja en el Perú en relación con otros países, esta cifra ha ido aumentando en los últimos años, a medida que esta institución ha ido reforzando sus procesos.

“En el 2018 solo registrábamos el 4% de desaprobación de los vehículos. En el 2019, pasó a 8% y en el 2020, año que aún no cerramos, vamos alrededor del 15%. Ha habido una evolución y refuerzo del principio de autoridad. Se han endurecido las sanciones a las plantas de revisión técnica y se están tomando medidas para evitar esos certificados que se emitían por ‘delivery’ sin evaluar a los autos”, dice Fernando Cerna Chorres, director general de la Dirección General de Políticas y Regulación en Transporte Multimodal del MTC.

Lea también: Descontrol total: cada día se venden 1.100 motos y los brevetes vienen ‘de regalo’

Añade que se trabaja con el Instituto Nacional de Calidad (Inacal) para lograr que todas las inspecciones técnicas cumplan la certificación ISO 17720, que permitirá que haya una buena calibración de los equipos de inspección.

VIDEO RELACIONADO

Obras inconclusas y pistas rotas generan tráfico vehicular 18/10/2020