Czar Gutiérrez

Colaborador

c3sar6@yahoo.com

1 de 7
Dicen que el aire natal es medicina universal. Y que para llamar al fuego se necesita poca leña y mucho viento porque el viento es vida. Y que mejor vive quien más aire respira. En fin, hay todo un mundo de apotegmas en torno a ese proceso tan natural, imperceptible y con frecuencia inconsciente que los organismos aeróbicos realizamos para mantenernos con vida —respirar—, función biológica que tiene tanto de inspiración y espiración como de transporte de oxígeno e intercambio gaseoso en los alvéolos pulmonares. Y es precisamente en estos penosos días —escasez de balones de oxígeno, ausencia de respiradores artificiales— cuando el asunto alcanza trágica actualidad. Imagen: Germain Machuca - Secuencua SUELO.
-1-

Dicen que el aire natal es medicina universal. Y que para llamar al fuego se necesita poca leña y mucho viento porque el viento es vida. Y que mejor vive quien más aire respira. En fin, hay todo un mundo de apotegmas en torno a ese proceso tan natural, imperceptible y con frecuencia inconsciente que los organismos aeróbicos realizamos para mantenernos con vida —respirar—, función biológica que tiene tanto de inspiración y espiración como de transporte de oxígeno e intercambio gaseoso en los alvéolos pulmonares. Y es precisamente en estos penosos días —escasez de balones de oxígeno, ausencia de respiradores artificiales— cuando el asunto alcanza trágica actualidad. Imagen: Germain Machuca - Secuencua SUELO.

2 de 7
Tal vez este sea el detonador para que una artista aborde el asunto desde su singular punto de vista. Genietta Varsi (Lima, 1991) se detiene ante el fenómeno como un intensivista que examina el porcentaje de saturación de oxígeno en la hemoglobina sanguínea. Mira cómo se absorbe el aire, se inflan los pulmones y se expande la tráquea. Luego hace del aire la materia prima y del cuerpo un mecanismo manipulador y manipulado. Todo acrisola en un proyecto final que combina coreografía, escultura, ritmo, sonido y video. Lo ha llamado “Conducción neumática” y está dividido en dos: una parte netamente instructiva diseñada con los pies en la tierra y la otra destinada a levantar vuelo con el combustible de la imaginación. Imagen: Escalimetro y Claret Quea. Resgistro del proceso de filmación del Manual del Aire.
-2-

Tal vez este sea el detonador para que una artista aborde el asunto desde su singular punto de vista. Genietta Varsi (Lima, 1991) se detiene ante el fenómeno como un intensivista que examina el porcentaje de saturación de oxígeno en la hemoglobina sanguínea. Mira cómo se absorbe el aire, se inflan los pulmones y se expande la tráquea. Luego hace del aire la materia prima y del cuerpo un mecanismo manipulador y manipulado. Todo acrisola en un proyecto final que combina coreografía, escultura, ritmo, sonido y video. Lo ha llamado “Conducción neumática” y está dividido en dos: una parte netamente instructiva diseñada con los pies en la tierra y la otra destinada a levantar vuelo con el combustible de la imaginación. Imagen: Escalimetro y Claret Quea. Resgistro del proceso de filmación del Manual del Aire.

3 de 7
“El aire que nos circunda —la atmósfera, ese vacío— es un espacio lleno que está dentro de nosotros así como nosotros estamos dentro de este. Sustancia invisible, excremento gaseoso, amenaza mortal, nutriente vital. Existimos en esa mixtura manteniendo el equilibrio. El desecho de uno es el alimento del otro. Flujos de aire producen corrientes que modelan temperaturas y presiones afectando las formas y el comportamientos de los suelos, los cielos, las aguas y los cuerpos” dice Varsi, sustentando otra de sus singulares obras que, esta vez, empezó con el lanzamiento de una serie de boletines de correo desde diciembre del año pasado. Imagen: Eka Horna - Secuencia ESTE.
-3-

“El aire que nos circunda —la atmósfera, ese vacío— es un espacio lleno que está dentro de nosotros así como nosotros estamos dentro de este. Sustancia invisible, excremento gaseoso, amenaza mortal, nutriente vital. Existimos en esa mixtura manteniendo el equilibrio. El desecho de uno es el alimento del otro. Flujos de aire producen corrientes que modelan temperaturas y presiones afectando las formas y el comportamientos de los suelos, los cielos, las aguas y los cuerpos” dice Varsi, sustentando otra de sus singulares obras que, esta vez, empezó con el lanzamiento de una serie de boletines de correo desde diciembre del año pasado. Imagen: Eka Horna - Secuencia ESTE.

4 de 7
Y cuando finalmente se concretó en el ciberespacio, lo que apreciamos son una serie de tutoriales instruyendo cómo se deben hacer los ejercicios respiratorios. Son cuatro bloques sonoros, rítmicos, de fortalecimiento y de resistencia destinados a crear atmósferas y a modelar cuerpos en base a minuciosas indicaciones que también comprometen lugares, posturas, formas, intensidades y frecuencias con la que se debe ingerir y expulsar el aire. Todos los ejercicios se encuentran, además, en una publicación impresa en risografía llamada ‘Manual del aire’. Esto en la parte pragmática del proyecto. Imagen: Gas - Impresión y deshilachado sobre tela hecho por Genietta Varsi.
-4-

Y cuando finalmente se concretó en el ciberespacio, lo que apreciamos son una serie de tutoriales instruyendo cómo se deben hacer los ejercicios respiratorios. Son cuatro bloques sonoros, rítmicos, de fortalecimiento y de resistencia destinados a crear atmósferas y a modelar cuerpos en base a minuciosas indicaciones que también comprometen lugares, posturas, formas, intensidades y frecuencias con la que se debe ingerir y expulsar el aire. Todos los ejercicios se encuentran, además, en una publicación impresa en risografía llamada ‘Manual del aire’. Esto en la parte pragmática del proyecto. Imagen: Gas - Impresión y deshilachado sobre tela hecho por Genietta Varsi.

5 de 7
Que Varsi parece haber estudiado bien: “El diafragma sostiene el corazón afectando directamente a sus latidos y al flujo de la sangre con cada respiración. Es el horizonte del cuerpo y divide el tórax del abdomen. A la cavidad torácica ingresan los componentes gaseosos del exterior, es el cielo del cuerpo. En la cavidad abdominal se procesan los sólidos o líquidos ingeridos, es el suelo del cuerpo. El aire no está en el suelo, sino en el cielo, cerca de la cabeza, la cual nos conecta con la atmósfera. Por ahí entran las imágenes, los olores, los sabores y los sonidos. La cabeza acciona el acto de ingerir, contener y expulsar”. Imagen: Kintu Escena Experimental - Secuencia SUELO.
-5-

Que Varsi parece haber estudiado bien: “El diafragma sostiene el corazón afectando directamente a sus latidos y al flujo de la sangre con cada respiración. Es el horizonte del cuerpo y divide el tórax del abdomen. A la cavidad torácica ingresan los componentes gaseosos del exterior, es el cielo del cuerpo. En la cavidad abdominal se procesan los sólidos o líquidos ingeridos, es el suelo del cuerpo. El aire no está en el suelo, sino en el cielo, cerca de la cabeza, la cual nos conecta con la atmósfera. Por ahí entran las imágenes, los olores, los sabores y los sonidos. La cabeza acciona el acto de ingerir, contener y expulsar”. Imagen: Kintu Escena Experimental - Secuencia SUELO.

6 de 7
Será en la segunda sección donde la “Conducción neumática” encuentre su centro definitivo. Se trata de una serie de 4 videos que reportan la aparición de personajes imaginarios evolucionando en coreografías respiratorias y aéreas con el cuerpo como aparato de producción y consumo de suelo y de cielo. Cada secuencia tiene una temática particular en relación a un momento del día. Todo inicia con tomas gástricas y se desarrolla en el intercambio rítmico de información entre la atmósfera y las vísceras. “Cuando inhalamos, el vacío de nuestro tórax se llena del afuera. Y cuando exhalamos el afuera es invadido de nuestro adentro. Inhalar es tensionar, expandir, inflar, flotar, llenar, activar. Exhalar es relajar, reducir, desinflar, hundir, vaciar y desactivar”, explica la autora. Imagen: Registro de rodaje de la secuencia del Oeste.
-6-

Será en la segunda sección donde la “Conducción neumática” encuentre su centro definitivo. Se trata de una serie de 4 videos que reportan la aparición de personajes imaginarios evolucionando en coreografías respiratorias y aéreas con el cuerpo como aparato de producción y consumo de suelo y de cielo. Cada secuencia tiene una temática particular en relación a un momento del día. Todo inicia con tomas gástricas y se desarrolla en el intercambio rítmico de información entre la atmósfera y las vísceras. “Cuando inhalamos, el vacío de nuestro tórax se llena del afuera. Y cuando exhalamos el afuera es invadido de nuestro adentro. Inhalar es tensionar, expandir, inflar, flotar, llenar, activar. Exhalar es relajar, reducir, desinflar, hundir, vaciar y desactivar”, explica la autora. Imagen: Registro de rodaje de la secuencia del Oeste.

7 de 7
Al final, todo es un viaje por los pliegues del tiempo, que nunca está quieto y siempre se mueve hacia adelante, impactando como el aire. “El aire es mensaje. Cuando inhalamos ingresa al cuerpo la voz de quienes hablaron. Y cuando exhalamos expulsamos palabras exclamadas con ese aire consumido. A pesar de su movimiento infinito, su hacerse y deshacerse, todas las formas que alguna vez tomó, permanecen ahí como huellas materiales. Esta sustancia gaseosa carga la historia del planeta. Respirar es airear, ventilar, abrir, desahogar, circular, pulsar. Controlar el ingreso y la salida del aire del cuerpo es una manera de liberación, conexión y potencialización de nuestros sistemas”, concluye. Imagen: Secuencia ESTE.
-7-

Al final, todo es un viaje por los pliegues del tiempo, que nunca está quieto y siempre se mueve hacia adelante, impactando como el aire. “El aire es mensaje. Cuando inhalamos ingresa al cuerpo la voz de quienes hablaron. Y cuando exhalamos expulsamos palabras exclamadas con ese aire consumido. A pesar de su movimiento infinito, su hacerse y deshacerse, todas las formas que alguna vez tomó, permanecen ahí como huellas materiales. Esta sustancia gaseosa carga la historia del planeta. Respirar es airear, ventilar, abrir, desahogar, circular, pulsar. Controlar el ingreso y la salida del aire del cuerpo es una manera de liberación, conexión y potencialización de nuestros sistemas”, concluye. Imagen: Secuencia ESTE.


TAGS RELACIONADOS