El plátano había sido comprado por 30 centavos de dólar en un mercado local de frutas. (Foto: Difusión/Captura)
El plátano había sido comprado por 30 centavos de dólar en un mercado local de frutas. (Foto: Difusión/Captura)
Redacción Luces

La nueva edición del Art Basel de Miami había causado sensación por la presencia de un plátano como una de las muestras principales. La obra de arte del italiano Maurizio Catellan era la atracción de la galería Perrotin y se exhibía con tan solo una cinta adhesiva sosteniéndola contra la pared. Sin embargo, la anécdota terminó cuando uno de los asistentes se comió el plátano valorizado en US$120.000.

La excéntrica obra de arte llevaba por nombre “Comedian” (comedia) y representaba la visión de Maurizio Catellan con respecto a la industria artística moderna.

No obstante, un hombre llamado David Datuna compartió en sus redes sociales el preciso momento en el que se acerca al plátano, lo despega de la pared y se lo come, ocasionando su expulsión de la feria de arte.

Esta acción fue tomada con sorpresa por los asistentes, quienes esperaban una sanción por parte de las autoridades de la feria. Pero, por el contrario, no se emprendieron acciones legales contra Datuna, pues el plátano debía ser reemplazado tarde o temprano.

Esta no es la primera vez que sucede un incidente con el plátano en cuestión, pues hace una semana la fruta se había caído por su tiempo de maduración y tuvo que ser reemplazada.