A la izquierda, "Toy Story" (1995), el debut de Pixar que marcó un hito en taquilla, crítica y avances tecnológicos. Al centro, "Raya and the Last Dragon" (2021), cinta de Disney Animation hecha en 3D. A la derecha, "Soul" (2020); lanzada en Disney+ por la pandemia del Covid-19. Fotos: Pixar/ Disney.
A la izquierda, "Toy Story" (1995), el debut de Pixar que marcó un hito en taquilla, crítica y avances tecnológicos. Al centro, "Raya and the Last Dragon" (2021), cinta de Disney Animation hecha en 3D. A la derecha, "Soul" (2020); lanzada en Disney+ por la pandemia del Covid-19. Fotos: Pixar/ Disney.
Juan Luis  Del Campo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Mickey Mouse y Nemo son ahora primos corporativos”. Así comenzó una nota publicada el 24 de enero del 2006 que informaba sobre una compra que cambió el panorama de la animación para siempre, la adquisición del ascendente estudio de animación por computadora por la mayor corporación enfocada al entretenimiento, la , por el entonces insólito monto de US$7,4 mil millones. A 15 años del anuncio de la compra, revisamos cómo fue vista en su momento y si resultó ser una buena decisión para la ‘Casa del Ratón’.

MIRA: “Soul”: la crítica de Sebastián Pimentel a la nueva película de Pixar disponible en Disney+

Pero volvamos en el tiempo para recordar cómo era la situación cuando se anunció la compra. Esta seguía un periodo de gran tensión entre Pixar y la Walt Disney Company, en la que habían entrado en disputa por un acuerdo de distribución que firmaron en 1997, después del éxito de su primera colaboración con “Toy Story” en 1995.

Bajo el trato, Disney y Pixar compartían 50-50 las ganancias en las taquillas y las licencias para mercadería, pero la compañía de Mickey Mouse se llevaba adicionalmente una tajada de hasta 15% como distribuidor y, más importante para Pixar, el derecho de utilizar los personajes y la historia de las cintas para una secuela.

Y si bien Pixar pudo aceptar el trato cuando todavía era un estudio desconocido, para el 2003, después de su Oscar a la Mejor animación por “Finding Nemo”, estaba dispuesto a encontrar un acuerdo que los favoreciera más. Pero para enero de 2004 las negociaciones se quebraron y el entonces CEO de Pixar, Steve Jobs, anunció que .

"Finding Nemo" ("Buscando a Nemo") fue uno de los últimos grandes éxitos de Pixar antes de ser adquirido por Disney. (Foto: Pixar/Disney)
"Finding Nemo" ("Buscando a Nemo") fue uno de los últimos grandes éxitos de Pixar antes de ser adquirido por Disney. (Foto: Pixar/Disney)

Al final lo que se necesitó no fue otro socio sino otra persona al liderazgo y cuando el entonces CEO de Disney Michael Eisner fue reemplazado por Bob Iger en octubre de 2005. Si bien ahora Disney es nuevamente uno de los nombres más prestigiosos en la industria del entretenimiento, en ese entonces el hogar de Mickey Mouse se había visto golpeado por fracasos en las taquillas como “Hercules” (1997) y “Chicken Little” (2005), mientras que “Mulan” (1998) y “Lilo & Stitch” (2002) solo tuvieron éxito moderado. Es así que como parte de las reformas del nuevo líder, Iger tomó una decisión que fue considerada radical en aquella época: adquirir Pixar.

UNA COMPRA CUESTIONADA

En ”, Iger indicó que cuando llegó a su nuevo puesto vio que Disney Animation necesitaba mejorar. “Pensé que la manera más rápida de lograr eso, aunque la más riesgosa y costosa, era comprar Pixar”.

La primera persona que tuvo que convencer fue Steve Jobs, con quien se reunió en la sede principal de Apple para discutir las ventajas y desventajas de la adquisición. Al final, las ventajas de la venta fueron suficientemente fuertes para convencer a Jobs para vender la empresa y luego de que Iger logró ganarse la aprobación de la junta de Disney esta fue anunciada el 24 de enero del 2006 y concretada el 5 de mayo del mismo año.

Bajo el acuerdo, , lo que significó un costo total para la empresa de US$7,4 mil millones. La venta también convirtió a Jobs, quien era dueño de 49,65% de Pixar, de 7% del total de las acciones de la Walt Disney Company, convirtiéndose en el mayor inversor en el imperio mediático.

"Car" (2006) fue la primera película estrenada por Pixar tras ser adquirida por Disney. (Foto: Pixar/Disney)
"Car" (2006) fue la primera película estrenada por Pixar tras ser adquirida por Disney. (Foto: Pixar/Disney)

Pero la compra tuvo detractores. Por el lado de Pixar, muchos temían que la cultura especial de la compañía, que se regía de manera menos rígida a un estudio de animación tradicional y donde se buscaba llegar a la perfección, .

Mientras que por el lado de la ‘Casa del Ratón’, se temía que esta y que no iba a recuperar su inversión en el futuro cercano. Al final, estos temores fueron mostrados infundados por la historia y la compra de Pixar, junto a la adquisición de Marvel, ha sido exaltada como unas de las mejores decisiones que tomó Iger durante su liderazgo de la empresa.

HACIA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

Una de las ventajas más inmediatas por la unión de las compañías fue que Ed Catmull y John Lasseter fueron transferidos de Pixar a Disney Animation Studios y nombrados presidente y director creativo respectivamente, mientras también mantenían el liderazgo de su anterior estudio.

Bajo su liderazgo, el estudio abandonó la animación tradicional y finalmente empezó a sacar éxitos comparables con los de Pixar empezando con “Tangled” (2010), “Wreck-It Ralph” (2012), el ‘megahit’ “Frozen” (2013), “Big Hero 6” (2014) y “Zootopia” (2016).

"Tangled" fue el primer gran éxito de animación 3D por parte de Disney Animations Studio. (Foto: Disney)
"Tangled" fue el primer gran éxito de animación 3D por parte de Disney Animations Studio. (Foto: Disney)

Pero durante los periodos más oscuros de Disney Animation Studios hubo momentos en los que incluso se flotó la idea de cerrar definitivamente el legendario estudio. Las sugerencias vinieron de Steve Jobs, quien ese entonces mantenía una gran influencia en Disney al ser el más grande accionista.

Un par de años después, Steve propondría cerrar completamente Disney Animation y solo hacer filmes animados en Pixar. Incluso John Lasseter y Ed Catmull odiaban esa idea, y yo la rechacé”, recordó Iger en su libro “”.

La adquisición de Pixar le dió una mayor dominación a Disney en los premios de la Academia. Desde su creación Pixar ha ganado la categoría de Mejor película animada en 10 ocasiones, ocho de ellas después de su adquisición por la Walt Disney Company.

El estudio también ha generado desde sus inicios aproximadamente US$14,6 mil millones en taquillas alrededor del mundo, US$11,2 mil millones de ellos luego de fusionarse con la ‘Casa del Ratón’.

Sin embargo, la unión no ha estado sin problemas y en 2017 ocurrió una gran crisis luego que se acusara a John Lasseter de cometer comportamientos sexuales inapropiados contra sus empleados, en medio del mayor escrutinio contra este tipo de actos tras las revelaciones de Harvey Weinstein. Lasseter .

Hoy en día, la gran incertidumbre causada por la pandemia del coronavirus causa nuevos retos para Disney y Pixar, demostrados por el poco éxito financiero de sus cintas “Soul” y “Onward”, ambas de Pixar y estrenadas durante la pandemia global.

Para este año - y salvando que sean pospuestas -ya tienen preparadas tres cintas: “Raya and the Last Dragon” para marzo (Disney), “Luca” para junio (Pixar) y “Encanto” para noviembre (Disney). Su éxito o fracaso serán esenciales para marcar el camino futuro de una de las fusiones más exitosas del mundo del entretenimiento.

VIDEO RECOMENDADO

Tráiler de Soul
Tráiler de Soul

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS