Oscar García

Redactor en la revista Somos

oscar.garcia@comercio.com.pe

Cuando el director Zack Snyder presentó Man of Steel (2013), la última película sobre Superman, no pocos le reprocharon la excesiva violencia en las escenas de lucha. En dicha cinta, los humanos quedaban reducidos a la calidad de hormigas prescindibles, mientras el Hombre de Acero y el villano Zod se enfrentaban en una batalla campal que dejó edificios destruidos y miles de civiles muertos.

Con habilidad, Snyder ha llevado esa polémica de la vida real a la pantalla grande en Batman vs. Superman: el origen de la justicia. Aquí es el Hombre Murciélago el que está furioso con el daño colateral ocasionado por el de Kryptón, y planea detenerlo. Pero, ¿cómo podría, siendo él un simple mortal y el otro una criatura extraterrestre con poderes de semidiós?

“En una pelea, el favorito debería ser Superman, porque es casi un dios. Sin embargo, cuando les ha tocado enfrentarse en el cómic, Batman ha salido bien parado gracias a su astucia”, apunta Bruno Rivas, magister en Estudios Culturales, y especialista en comics. En la novela gráfica The Dark Knight Returns, uno de los combates más célebres entre ambos superhéroes, Batman se vale de una armadura para poder resistir el daño que le infringe el de la capa roja. Pero también usa la kryptonita, que debilita a su enemigo, e incluso se hace el muerto, entre otras estrategias para lograr su cometido. La secuela de ese comic, publicada el 2001, también dejó en mejor posición al enmascarado.

Los dos superhéroes se han enfrentado en al menos diez oportunidades. Además del comic de Miller, otros encuentros memorables se dan en Hush (2002), en donde el Caballero Oscuro encara a un Superman que es controlado por Poison Ivy. El combate termina en empate cuando Gatubela pone en peligro a Lois Lane, novia de Superman, para hacer reaccionar a este y que entre en razón, cosa que logra, para felicidad de un muy golpeado Batman.

En el año 2003, Mark Millar presentó el cómic ucrónico (de realidad alterna) Red Son, que plantea la pregunta: ¿qué hubiera pasado si el bebe Superman en lugar de caer en Kansas hubiese aterrizado en la Unión Soviética. Aquí el superhombre es un estalinista mientras que Batman es un terrorista anárquico. Igual que en otras ocasiones, Batman se las ingenia para darle una buena paliza a su rival hasta que es detenido por la Mujer Maravilla. Posteriormente, el murciélago se suicida. 

Lee más sobre los enfrentamientos de Batman vs Superman hoy en la revista Somos.