"Buscando a Dory": Cinco razones para no perderse la película
"Buscando a Dory": Cinco razones para no perderse la película
María Fernanda Castro

Si contamos el resumen de la película a quien no conozca el universo de creado en torno a Nemo, entonces se escuchará absurdo que nos conmovamos ante la historia de un pez desmemoriado que deambula por el océano. Fuimos al cine y descubrimos que "Buscando a Dory" es algo más que la historia de un cirujano de escamas azules. Acá cinco razones para no dejar de ir a verla:

1. Es para toda la familia. "Buscando a Dory" tiene lecturas para todo nivel, hay una historia de aventuras que satisface a los más jóvenes. Mientras que un trasfondo que apela a lo más duro de la vida está ahí para ser apreciado por los mayores. la sensibilidad de la trama se percibe de principio a fin y llorar es una licencia válida para grandes y chicos.

2. Animación. En "Buscando a Dory" podemos ver que Pixar ha crecido, tras 13 años del estreno de "Buscando a Nemo". La casa animadora ahora luce a los mismo personajes pero con notables mejoras. En esta película verás que Nemo, Dory y Merlín han sido diseñados escama por escama, que en cada movimiento hay un efecto tornasol que le da cierta naturalidad. Además, los escenarios donde nuestros personajes de ficción se desenvuelven han sido muy cuidados y gozan de extremo realismo.

3. Hank. Es quizás uno de los mejores personajes de "Buscando a Dory". Este octópodo te robará el corazón para sumarlo a sus tres corazones, es un "Thaumoctopus mimicus" o pulpo mimético. la construcción de este personaje ha sido impecable y se vuelve fundamental en la trama. Además el diseño de Hank, ha sido todo un desafío para Pixar, ya que se encuentra constantemente cambiando y camuflándose en la película.

4. Guión. Además de una impecable animación, "Buscando a Dory" tiene un guión envidiable que lleva al público por diversas emociones rumbo a un claro clímax en la trama. No peca de falta de realismo, ya que la veracidad está de su lado. A pesar de tratarse de personajes de ficción, la historia se sostiene y nos permite entrar en ese pacto de credulidad con el autor sin sentirlo.

5. El olvido. Es el tema central de "Buscando a Dory", vivimos en una sociedad donde cada día es más familiar encontrar casos de demencia senil, amnesia o alzhéimer. Se trata de enfermedades muy penosas, que en su mayoría atacan a los adultos mayores y muchas veces los hunde en la depresión. En esta película de Pixar, se demuestra que este tipo de enfermedades que condenan al olvido, a pesar de no ser reversibles, pueden ser tratadas con juegos de estimulación generando alguna mejora. Como sucede con la protagonista, que no sana pero mejora. El amor, la paciencia y la dedicación son tres elementos fundamentales que las familias deben adoptar ante este tipo de enfermedades.

LEE MÁS DE "BUSCANDO A DORY"

TAGS RELACIONADOS