"El stand de besos 2" ("The Kissing Booth 2") tiene como protagonistas a Jacob Elordi y Joey King. (Foto: Marcos Cruz/ Netflix)
"El stand de besos 2" ("The Kissing Booth 2") tiene como protagonistas a Jacob Elordi y Joey King. (Foto: Marcos Cruz/ Netflix)
Patricia Castañeda Alva

La película “” fue una de las primeras cintas románticas que llegaron a Netflix y que logró conquistar al público juvenil. Se estrenó tan solo unos meses antes de la también famosa “A todos los chicos de los que me enamoré”, y ambas se convirtieron en éxitos instantáneos para el servicio de streaming. Dos años después, y con una fórmula similar a “A todos los chicos de los que me enamoré”, llega la inevitable secuela.

En esta secuela de la cinta basada en la novela homónima de la autora Beth Reekles, Elle (Joey King), Noah (Jacob Elordi) y Lee (Joel Courtney) regresan con una historia que tiene mejoras en el guión y en las interpretaciones. La trama se centra en todo lo que ocurre tras el hermoso y romántico verano que Elle tuvo con su novio, Noah, un exchico malo reformado. En la primera cinta, vemos cómo este ‘playboy’ deja algunos comportamientos en el pasado para hacer que su relación funcione.

Una vez que termina el verano, Noah se va a Harvard y Elle regresa a la escuela para su último año de preparatoria. Para ambos, será un reto mantener la tan difícil relación a distancia.

Esta cinta tiene varios puntos buenos, uno de ellos es que muestran una relación adolescente más madura. Elle, para ser una joven de 17 años suele tomar decisiones acertadas; claro, a veces también se deja llevar por sus impulsos.

Escena de la película "El stand de los besos 2". (Foto: Netflix)
Escena de la película "El stand de los besos 2". (Foto: Netflix)

LA AMISTAD SIGUE SIENDO IMPORTANTE

Tal como en la primera cinta, la amistad entre Elle y Lee sigue siendo lo más importante para ambos. Ahora tienen planeado ir a la Universidad de California en Berkeley, universidad pública que fue el lugar donde sus madres se volvieron mejores amigas. Sin embargo Noah, que se encuentra al otro lado de Estados Unidos, en Boston, le propone postular Harvard o algún sitio cercano para estar juntos. Esta idea resulta tentadora para Elle, aunque signifique romper una de las reglas que tiene con su mejor amigo.

Otro de los inconvenientes para Elle en caso lograra ingresar a Harvard o alguna universidad privada es el dinero. Su papá le deja claro que no tiene los recursos para costear una que no sea pública. Además, que si estudiara en Berkeley seguiría viviendo en California cerca de su padre, hermano menor y su mejor amigo.

El conseguir el dinero se vuelve una reto para la adolescente y encuentra un concurso de baila amateur que tiene un premio que podría servirle para pagar algunos costos de la universidad que quiera. Sin embargo, no puede concursar sola y tendrá que solicitar la ayuda de un nuevo compañero de clase: Marco (Taylor Zakhar Perez).

Elle y Marco ensayando para el concurso de baile. (Foto: Netflix)
Elle y Marco ensayando para el concurso de baile. (Foto: Netflix)

Mientras ella se dedica a ensayar para intentar ganar el premio, también tendrá que lidiar con la que idea que de Noah ha creado vínculos con una universitaria que parece perfecta, Chloe (Maisie Richardson-Sellers). A Elle no le quedará otra cosa que confiar en su novio, aunque hayan indicios de una posible infidelidad, generándose un drama juvenil en la historia.

La joven también tendrá que evaluar los sentimientos hacia Noah no solo por las dudas que genera tener a Chloe cerca de él, sino también porque Marco, el apuesto y nuevo compañero, pondrá a prueba sus sentimientos. La química entre ellos será muy fuerte, y tal como Lana en la cinta “A todos los chicos 2”, tendrá que evaluar a quién realmente quiere.

Marco es uno de los buenos aciertos de esta ficción. Si bien tiene una corta participación, es muy probable que en la tercera cinta regrese y con más protagonismo, se roba la atención, no solo por lo atractivo que puede llegar a ser, sino porque parece ser lo que necesita Elle.

En toda la película se intenta mostrar la importancia de la comunicación tanto en una relación amorosa como con los amigos, pero solo es con Marco con quien la protagonista logra abrirse y contarle sus miedos, sueños y anhelos.

Sin lugar a dudas, esta película es una buena apuesta si lo que buscas es divertirte y ver una trama ligera. Te reirás mucho y recordarás los torpes amores de la adolescencia. Hay mucho por pulir aún, pero definitivamente es mejor que la primera parte. Con suerte, la tercera parte ya confirmada por Netflix seguirá por este camino.

VIDEOS RELACIONADOS

Joey King y Jacob Elordi, los protagonistas de “El stand de los besos 2″

Joey King y Jacob Elordi comenzaron su relación luego de grabar "The Kissing Booth" de Netflix

Tráiler de “El stand de los besos” 2

Tráiler de "El stand de los besos" 2, protagonizada por Joey King, Joel Courtney y Jacob Elordi

TE PUEDE INTERESAR: