Redacción EC

Por estos días se supo que no habrá una tercera película sobre . “Se acabó, no lo haremos. Estoy decepcionada. Teníamos una bella historia y un guion gracioso”, declaró el jueves Sarah Jessica Parker, quien alcanzó la fama mundial al interpretar a Carrie Bradshaw, la periodista en torno a la cual giró la historia de cuatro mujeres que disfrutan plenamente su vida sexual en Nueva York. “Pero no solo estamos tristes por no poder continuar esta historia, sino por todo el público que pedía una nueva película”, agregó la actriz.

Según el portal Daily Mail, no faltaba casi nada para iniciar el rodaje, pero Kim Cattrall –quien en la ficción daba vida a la calculadora y voluptuosa Samantha Jones– habría exigido a la productora Warner Bros. que la apoyaran con otros proyectos como requisito para participar en el tercer filme de la franquicia. Y los productores se negaron.

Enterada de los rumores, Cattrall escribió su versión de los hechos en su cuenta de Twitter: “Me acabó de enterar de lo que se está diciendo. Mi única petición fue no hacer una tercera película”.

—Historia sin final—
Después de las seis temporadas que duró “Sex and the City” (1998-2004), la franquicia se convirtió en un éxito de taquilla con “Sex and the City: la película” (2008). Allí se vio cómo Mr. Big, el galán de la ficción, le propuso matrimonio a Carrie Bradshaw y, luego de varios eventos desafortunados, consiguieron llegar al altar. Dos años después se estrenó “Sex and the City 2” (2010), que mostró a las “Fab Four de Manhattan”, más maduras, en un pomposo viaje a Abu Dabi.

“Me hubiera gustado cerrar las historias de nuestros personajes”, escribió en Twitter Kristin Davis, quien dio vida a la conservadora Charlotte York. “Pero solo nos quedaremos con un recuerdo”, concluyó resignada.