Emmerich ya incursionó en el cine bélico con “El patriota”, película protagonizada por Mel Gibson.
Emmerich ya incursionó en el cine bélico con “El patriota”, película protagonizada por Mel Gibson.
Rodrigo Moreno Herrera

Un ataque alienígena, una tormenta de dimensiones apocalípticas y un reptil alterado por la radiación tienen solo una cosa en común: Roland Emmerich. El cineasta de origen alemán ha consolidado su carrera en Hollywood a base de ‘blockbusters’. En esta ocasión, el responsable de películas como “Día de la independencia”, “2012” o “Godzilla” vuelve a estar en cartelera, pero con un filme no tan parecido a los ejemplos mencionados. Se trata de “Midway: ataque en altamar”, que se centra en una de las batallas más decisivas de la Segunda Guerra Mundial y que actualmente se encuentra en cartelera.

Y aunque parezca que está acostumbrado a recurrir a los efectos especiales, para Emmerich ese siempre es el aspecto más complicado de un proyecto. “Debíamos crear una flota de la nada. Implementar digitalmente el ataque a Pearl Harbor fue lo más complicado porque, a diferencia de la ciencia ficción, estás retratando un hecho que realmente sucedió y no te puedes tomar tantas licencias. Especialmente si se trata de un momento tan importante”, detalla el cineasta.

Roland Emmerich durante la filmación de "Midway"
Roland Emmerich durante la filmación de "Midway"

—Reconstrucción histórica—

En la batalla de Midway prácticamente se definió el futuro de la guerra entre Estados Unidos y Japón. Este episodio fue uno de los que más llamó la atención de Emmerich y sobre el cual quiso hacer una película desde hace mucho.

“Cuando se trata de recrear un hecho real, trato de dar lo mejor de mí. Es una responsabilidad, pero también me entusiasma. En ‘El patriota’, por ejemplo, me divertí mucho. Hace años me pregunté qué tipo de películas me gustaría hacer, y las que recogen momentos históricos son las que más me gustan”, explicó.

Por lo pronto, no asegura que su siguiente apuesta sea nuevamente por el cine bélico, ya que está a la espera de ver cómo le va en la taquilla con “Midway”.