Santiago Bullard

Los resultados de la edición del Festival de Cannes de este año han significado más de una sorpresa entre el público. Para empezar, por la decisión del jurado de otorgar la Palma de Oro al cineasta francés Jacques Audiard por su película “Dheepan”. Pese a su brillante trayectoria, las previsiones del público no apuntaban a que este director se llevara el máximo galardón del festival. Pero no menos inesperado fue el resultado del premio a Mejor Actriz: un empate entre la francesa Emmanuelle Bercot (protagonista de “Mon roi”) y la joven estadounidense , por su papel en “Carol”.

Dirigida por Todd Haynes, “Carol” es la adaptación a la pantalla grande de “El precio de la sal”, novela que Patricia Highsmith publicó en 1952, bajo el seudónimo de Claire Morgan, y que narra una historia de amor entre dos mujeres.

La decisión de entregar este premio a Rooney Mara ha sido insospechada en más de un sentido. No solo porque compartió el galardón con la actriz francesa, sino porque muchos deseaban que la seleccionada por el jurado fuese Cate Blanchett, quien coprotagoniza la cinta con Mara.

En esos términos lo plantea, por ejemplo, Gregory Ellwood, crítico de cine del portal Hitfix: “Esta es una victoria agradable y justa para Mara, aunque la mayoría hubiera escogido a su coestrella, Cate Blanchett, en su lugar”.

Este acontecimiento marca un hito en la carrera de la joven actriz, quien se ha hecho conocida por su participación en diversas producciones de Hollywood. Una de ellas fue “The Social Network”, del director David Fincher, que narra la historia de Mark Zuckerberg y la creación de Facebook. En ella, Mara interpretó a la novia de Zuckerberg.

Mucho más importante, sin embargo, fue su rol en “La chica del dragón tatuado”. La adaptación de la novela de Stieg Larsson, que da inicio a la trilogía “Millenium”, fue dirigida también por Fincher, y dio a Rooney Mara la oportunidad de lucirse al interpretar el papel de Lisbeth Salander, una hacker con un carácter duro y sumamente complejo. Por esta película, la actriz fue nominada a un Óscar y a un Globo de Oro.

NUEVOS HORIZONTES
El triunfo en Cannes, sin embargo, marca el ingreso de Mara a un circuito cinematográfico que es, en términos generales, mucho menos comercial.

La actriz, entretanto, ha expresado su agradecimiento al resto del equipo de “Carol”, diciendo que todos hicieron un gran trabajo para que este viera la luz. “Trabajar con Cate realmente ha sido un sueño hecho realidad”, señaló. 

TAGS RELACIONADOS