Sarah Jessica Parker dialogó en exclusiva con "El Comercio"
Sarah Jessica Parker dialogó en exclusiva con "El Comercio"

La veo y mis ojos –como los de toda mujer que conoce un poco a Carrie Bradshaw, su personaje en "Sex and the city"– se van directamente hacia sus pies. calza uno de esos zapatos de infarto "made in Italy": estilizado modelo Mary-Jane, cubierto de brillantes, taco 9. La actriz conduce con soltura su frágil cuerpo de 1,60 m de altura, y muestra con jovial elegancia sus bien llevados 50 años. 

Sarah Jessica llegó al Perú y se dirigió directo a Miraflores, un distrito que la acaparó. Porque allí fue también su presentación oficial como imagen de Ripley y del renovado portafolio de esa tienda por departamentos que la presenta como un ícono de la moda, aunque ella no se sienta así. 


Apoyada en todo momento por su equipo, la actriz cuida con esmero cada detalle de su imagen, pero sin perder la sencillez. (Foto: Alessandro Currarino/ El Comercio)

"No estoy preparada ni soy una autoridad para responder esa pregunta", fue la frase casi repetitiva que soltó ayer a la prensa, pero no de manera gratuita. "Debería ser una decisión propia. Lo que está bien para mí puede no serlo para ti [...] Siento que la gente debe sentirse auténtica y cómoda", dijo la recordada Carrie, disculpándose por no poder enumerar "las cinco prendas básicas que toda mujer debería tener en su clóset". Aunque sí lanzó una: ropa interior. 

Así de sencilla se mostró Sarah Jessica, vestida con falda y blusa de seda estampada, gesticulando con sus manos de uñas cortísimas y esos llamativos anillos en cuatro de sus dedos. Durante los cinco minutos de entrevista que nos concedió, nunca dejó de mirarnos con esos ojos verdes tan brillantes como sus zapatos.

¿Cuándo acaba el estilo Carrie Bradshaw y cuándo empieza el de Sarah Jessica Parker?
Me puedes preguntar sobre eso con cualquier personaje que interpreto. Termina cuando la página ya pasó y cuando la ropa va de regreso al camión del guardarropa. Creo que soy una persona muy diferente en casi todo. Nuestra relación con la moda está conectada con nuestros sentimientos, pero no definitivamente con nuestras elecciones. La línea es muy clara, por eso Carrie me gustaba mucho, porque hacía elecciones radicales. Posicionar ese personaje por tanto tiempo, vivir esa vida, fue bastante excitante. Pero sus elecciones fueron muy diferentes de las que yo hago.

¿Sentiste en algún momento que Carrie se convertía en “una piedra en el zapato” para ti? 
¡No, Dios no! Para nada. Fue un privilegio. Fue muy creativo e increíblemente retador, interesante, fuerte, excitante e inspirador. Probablemente, es la mejor historia que jamás podría contar. Me dio una carrera de productora, trabajé con grandes escritores y con grandes actores. Filmé en mi hogar [Nueva York] por 12 años. Tuvimos un gran éxito que fue más allá de nuestros sueños más salvajes. Hicimos dos películas que recaudaron alrededor de 600 o 700 millones de dólares. Crecí con eso, maduré, tuve un hijo y tengo gratos recuerdos. ¿Cómo podría ser una piedra? Solamente lo puedo ver como un enorme regalo. Trabajé muy fuerte, pero de ninguna manera estoy resentida con eso.


En entrevista con "El Comercio", la recordada Carrie Bradshaw se mostró agradecida con el personaje de "Sex and the city". (Foto: Alessandro Currarino/ El Comercio)

Al concluir una década, algunas mujeres solemos hacer un balance de lo vivido. ¿Cuál ha sido el tuyo a los 50?
No sé... No hago esas reflexiones en cierto momento de mi vida. Pienso que mi vida es un cúmulo de cosas y no hago introspección sobre ese tópico. Tengo una vida muy plena y tengo el privilegio de que ciertas elecciones que hago se van formando por la experiencia, de repente estoy ahora más madura. Pero tampoco puedo dejar de parar y reflexionar sobre el camino que seguí. No es un gran contraste de un punto hacia el otro; son experiencias bastante suaves, en las que el tiempo no para y todo cambia. Estoy en un tren en movimiento. 

Eres diseñadora (de zapatos). ¿Te veremos crear algo para Ripley?
No creo que me necesiten, tienen gente maravillosa. Pero si quieren que les diseñe algo, estaría enormemente honrada.


Sarah Jessica Parker encandiló con su estilo personal. (Foto: Alessandro Currarino/ El Comercio)

En televisión estuviste soltera [“Sex and the city”], luego te casaste [en la película] y ahora en la ficción te vas a divorciar. ¿Cuéntanos sobre “Divorce”, tu próxima serie de TV para HBO?
No puedo hablar mucho de eso. Hemos grabado un piloto y vamos a empezar a filmar la serie en unas semanas. Es algo que estuve trabajando hace cuatro años. Mi pequeña compañía y HBO la producen y desarrollan, y esta maravillosa escritora [Sharon Horgan] ha hecho el guion. Estoy particularmente interesada en este momento del matrimonio, porque millones de personas están casadas, lo han estado o algunas planean casarse, y pienso que es una compleja, maravillosa, excitante, frustrante, decepcionante relación, y creo que nunca la hemos visto de esta manera en TV. Es la historia de un matrimonio que en un momento particular ya no está funcionando. 

► EN VIDEO: Imágenes de Sarah Jessica Parker en la conferencia de prensa que ofreció en la tienda de la calle Shell de Ripley, en Miraflores.


(Fuente: El Comercio)

TAGS RELACIONADOS