Santiago Bullard

Si algo ha demostrado a lo largo de toda su carrera es su enorme talento para reinventarse. Es verdad que forjó su leyenda en la industria pornográfica: su debut ante las cámaras fue a los 18 años, en una escena con Rocco Siffredi, y para cuando dejó el oficio, a los 21, ya había participado en unas 270 películas para adultos. Sin embargo, este momento no marcó el fin de su carrera, sino más bien un nuevo inicio. Recientemente protagonizó, junto a Elijah Wood, “Persecución virtual”(“Open Windows”, 2014), película del director Nacho Vigalondo que se estrenó la semana pasada en Lima.

Hoy en día, Sasha Grey es una escritora de éxito, una importante defensora de la igualdad de género y los derechos de los animales, actriz, promotora de la lectura entre los niños pequeños y, en general, una importante figura en la cultura popular contemporánea, marcada por su seriedad intelectual, su ambición profesional y su actitud transgresora.

CURVAS PELIGROSAS
Estas pautas de oficio marcaron la carrera de Sasha Grey, incluso antes de que la actriz dejara atrás su oficio en la industria triple X. Ella misma reveló, en una entrevista, que desde el inicio de su carrera en el cine para adultos asumió cada grabación con “una absoluta seriedad intelectual”.

Esta “seriedad” se vio reflejada tanto en sus entrevistas, en las que a menudo cita a escritores como Dostoievski o Sartre, hasta sus películas pornográficas en las que siempre se hizo notar por su afán de provocación, de romper el molde del buen gusto a través de escenas que no hacían ascos a lo decadente, lo perverso o, incluso, lo experimental.

En el 2011, la noticia de que Grey, a la que muchos consideraban una suerte de ‘rock star’ del porno, abandonaba la industria del cine para adultos recorrió el mundo entero y causó incertidumbre en cuanto a su carrera. La respuesta llegó a los pocos meses, con la publicación de un libro de fotografías en clave erótica, “Nëu Sex”, todas realizadas por Sasha Grey.

Dos años después se publicó su primera novela: “La sociedad Juliette”. Narra la historia de una joven estudiante de cine y su ingreso a un mundo dominado por el deseo de algunos de los hombres más poderosos del Estado. Sin ser una obra maestra, el libro muestra el potencial creativo de la actriz, y contiene, además de un gran contenido erótico, interesantes reflexiones sobre el cine y los difusos límites entre la realidad, la fantasía y la ficción.

Recientemente, Sasha ha figurado en importantes causas. Su participación en el proyecto Read Across America para fomentar la lectura entre los menores, en el transcurso del cual fue invitada por un colegio de Los Ángeles a leer libros para los alumnos de primer grado, causó una gran polémica. También se ha pronunciado a favor de la igualdad de género y los derechos de los animales.

En la actualidad, Grey se dedica sobre todo a afianzar su propuesta musical como DJ.

EN PANTALLA GRANDE
El estreno en Lima de “Persecución virtual” ha vuelto a poner el nombre de Sasha Grey a la orden del día. La película (inspirada en “Closer”, del director Mike Nichols) gira en torno a Nick (Elijah Wood), un tipo que, ante la cancelación de una cita por parte de su actriz favorita, Jill Goddard (Sasha Grey), aceptará la oferta de su representante para espiarla a través de su cámara web. Otra reinvención en la carrera de esta artista de la ruptura y la provocación.

TAGS RELACIONADOS