Sophia Loren cumple 81 años: la gran belleza
Sophia Loren cumple 81 años: la gran belleza

El episodio es rememorado por en “Ayer, hoy y mañana”, su autobiografía autorizada. Es el año 1950. Escoltada por su madre, una adolescente Sophia que apenas balbuceaba inglés se acercó a los estudios de Cinecittà, en Roma, para tentar un papel de bulto en “Quo vadis”, la megaproducción histórica de la Metro-Goldwyn-Mayer. Tras una veloz revisión, ella fue puesta en un grupo con las caras más promisorias. Luego se acercó el cineasta Mervyn LeRoy, quien solo se expresaba en inglés. Sophia recuerda su diálogo con el realizador así:

–¿Sabes inglés? –indagó LeRoy.

–Yes. 

-¿Primera vez en Cinecittà?

–Yes.

 –¿Has leído “Quo vadis”?

–Yes.

 –¿Cuál es tu nombre?

–Yes.

–¿Tu edad?

-Yes!

LeRoy sonrió.

Sophia Loren había logrado su objetivo, así sea un rol decorativo o casi invisible. La diva asevera que ahí comenzó “la parte verdadera de su historia”. Un tránsito de leyenda plasmado en más de 70 cintas de Estados Unidos o Europa.

BELDAD Y SENSIBILIDAD
La musa aunó belleza y talento en su hoja de vida. Pudo inducir a Hollywood a un estado hipnó- tico perpetuo y la industria de cine gringa le agradeció tanta generosidad con dos estatuillas doradas: un Óscar honorífico y otro de Mejor Actriz por "Dos mujeres" (1960).

Pero los premios no siempre son un indicador fiable. Más sagaz es abordar su devoción por varios directores italianos, genuinos gigantes del canon fílmico. En “Ayer, hoy y mañana”, ella anota sobre el crudo cine de posguerra: “Era el amanecer del neorrealismo [...] Mientras Rossellini, De Sica o Visconti se lanzaron a las calles para registrar la realidad de los gestos y objetos, las tropas y los filmes de Hollywood inundaron Italia. Eso requería un sue- ño distinto, lleno de libertad y victoria”.

Desde luego, Loren también supo pasarla bien. Guillermo Cabrera Infante escribió una vez que ella era una carne tré- mula. Sobre la diva, la prensa rosa arroja este saldo de nombres: el productor Carlo Ponti (su esposo por más de 40 años que murió en el 2007), Cary Grant (intenso affaire truncado por la lealtad de Loren a Ponti), Marcello Mastroianni (ella jura que solo fueron amigos) o Marlon Brando (no hubo química).

Antes de encandilar, Sophia Loren se hizo desde abajo. Ella creció en una humilde familia napolitana durante la Segunda Guerra Mundial y su madre siempre la incitó a posar ante una cámara. Empezó a figurar en cintas menores, hasta que un lapsus en inglés le pavimentó la ruta. El resto es leyenda.

TAGS RELACIONADOS