encabezó este jueves el desfile de personalidades y admiradores que quisieron despedir en la Casa del Cine de Roma al legendario director , fallecido el martes a los 84 años.

Visiblemente conmovida, la célebre actriz napolitana, de 81 años, protagonista de películas memorables dirigidas por Scola, entre ellas 'Una jornada particular", abrazó a la hija y la viuda del cineasta, Gigliola y Paola.

"Estoy demasiado emocionada, no puedo hablar", confesó Sophia Loren a la prensa con la voz entrecortada.

Otros dos renombrados cineastas, de la generación dorada del cine italiano, los directores Citto Maselli y Paolo Taviani, acompañaron la familia sentados al lado del féretro del cineasta, colocado frente a la pantalla de la sala de proyecciones de la Casa del Cine.

El director Paolo Sorrentino, pemiado con el Oscar, se despidió de "su maestro" con un tímido toque al féretro, el cual estaba cubierto con rosas y dibujos con caricaturistas que recordaban la ironía y el sentido del humor de uno de los grandes maestros de la comedia italiana.

 

TAGS RELACIONADOS