En 1999 el American Film Institute eligió a Loren entre las 25 estrellas más importantes de la historia. (Foto: AP)
En 1999 el American Film Institute eligió a Loren entre las 25 estrellas más importantes de la historia. (Foto: AP)
Ricardo Hinojosa Lizárraga

En junio de 1999, el American Film Institute, la entidad más importante que honra el patrimonio cinematográfico de Hollywood, eligió a las que, a su juicio, eran las 25 estrellas más importantes de la historia. Entre ellas estaban nombres imperecederos, como Bette Davis, Greta Garbo, Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor, Marlene Dietrich o Ava Gardner. Sin embargo, la única que sigue viva hoy es una despampanante y talentosa romana que responde al nombre de S.


Son numerosos los premios y homenajes que ha recibido hasta hoy, que cuenta casi 85 años, pero ninguno podría describir con precisión lo que su presencia le ha dado al cine desde que debutara en la pantalla como extra en 1950, usando indistintamente los seudónimos de Sofía Lazzaro o Sofía Scicolone, bastante más cercano este al nombre con el que nació un 20 de setiembre de 1934 en la clínica Reina Margarita de la capital italiana: Sofia Villani Scicolone.

Aunque para el público actual su nombre constituya más un mito que una realidad, lo cierto es que en la memoria de los cinéfilos de siempre aparecen las imágenes de Sophia Loren como si se tratara de un sueño encantador y voluptuoso. Una fantasía de belleza concretada en películas como "Orgullo y pasión" (Stanley Kramer, 1957), "Matrimonio a la italiana" (Vittorio de Sica, 1964), "Un día muy particular" (Ettore Scola, 1977) o la crepuscular "Prêt-à-Porter" (Robert Altman, 1994). En su carrera, Sophia fue la musa de otros nombres enormes del cine como Jean-Paul Belmondo, Marlon Brando, Charlton Heston, James Mason, Anthony Quinn, Christopher Plummer, Frank Sinatra, Cary Grant, Gregory Peck, Peter O’Toole, Richard Burton, John Wayne, Clark Gable o su gran amigo Marcelo Mastroianni –con el que actuó en más de 10 filmes–, quien llegó a decir de ella: "Si no hubiera conocido a mi esposa antes, me le hubiera declarado con todas las normas en rigor y hubiera pedido su mano... Sophia es un canto a la belleza a la italiana, sinceramente, como a mí me gusta".

Su papel en "Dos mujeres" ( 1960 ), de Vittorio de Sica, fue una de las que la catapultó al estrellato.
Su papel en "Dos mujeres" ( 1960 ), de Vittorio de Sica, fue una de las que la catapultó al estrellato.

Aunque otras compatriotas suyas también trascendieron las fronteras del cine italiano para llegar a Hollywood, como Alida Valli, Gina Lollobrigida o Claudia Cardinale –las dos últimas aún vivas–, lo cierto es que ninguna superó al huracán que es, fue y será Sophia.

—La vida es bella—
Tras casi 100 apariciones en pantalla y después de que su última aparición en el cine ocurriera en el 2009 con "Nine" –una especie de ‘remake’ musical del clásico de Fellini "8 y ½"–, la señora Loren ha anunciado que volverá a la actuación de la mano de su hijo Edoardo Ponti, fruto de su unión de más de 50 años con el productor italiano Carlo Ponti. La película, cuyo rodaje acaba de terminar, se titulará "La vida por delante", y estará basada en la novela del escritor francés Romain Gary (también conocida como "La vida ante sí").

"La vida por delante" (o "La vida ante sí"), novela de Romain Gary en que se inspira la cinta.
"La vida por delante" (o "La vida ante sí"), novela de Romain Gary en que se inspira la cinta.

Aunque el libro ya fue llevado a la pantalla grande en 1977 por el director Moshé Mizrahi en la película "Madame Rosa" (con Simone Signoret en el papel principal), Ponti ha asegurado a la revista Variety –donde dio la primicia del retorno al cine de su madre– que "son dos adaptaciones muy diferentes". La original, tomada literalmente de la novela de Gary, cuenta la historia de Madame Rosa, una exprostituta judía de cerca de 70 años que sobrevivió al campo de concentración de Auschwitz y que apenas logra ganarse la vida dando pensión en su humilde hogar parisino a los hijos no deseados de las prostitutas del barrio. Su historia es contada a través de los ojos de Momo, un muchacho árabe de 14 años. La versión de Ponti, por su parte, está ambientada en el presente en la ciudad portuaria de Bari, en el sur de Italia, y en ella Sophia Loren da vida a una anciana que tiene a su cuidado a tres hijos: una mujer transexual de 35 años, un niño senegalés de 12 y una niña rumana de 10.

"Él me conoce muy bien. Conoce cada centímetro de mi cara, de mi corazón, de mi alma. Solo pasará a la siguiente toma cuando alcance mi verdad más profunda", ha dicho la diva italiana sobre el trabajo de su hijo, quien la ha dirigido antes en filmes como "Between Strangers" (2002) o el cortometraje "La voz humana" (2014).

"A los 84 ella quiere apostar todo para hacer una película que es muy profunda y desafiante en lo emocional y físico. La energía y la pasión con la que encara cada escena es una maravilla de ver", contó Ponti sobre el trabajo de su legendaria progenitora, que trabajó 10 horas al día, concentrada en su personaje.

Edoardo Ponti junto a su madre, Sophia Loren, durante el Festival de Cannes del 2014. Su nuevo proyecto juntos se estrenaría el próximo año. (Foto: Reuters)
Edoardo Ponti junto a su madre, Sophia Loren, durante el Festival de Cannes del 2014. Su nuevo proyecto juntos se estrenaría el próximo año. (Foto: Reuters)

El estreno de "La vida por delante" está previsto para marzo del 2020, cuando Loren celebrará sus 70 años de carrera cinematográfica. Y lo hará de pie y trabajando. Con una mujer imponente y poderosa como ella, no podía ser de otra forma. Porque bien lo dijo alguna vez: "El atractivo sexual es 50% de lo que tienes y 50% de lo que la gente piensa que tienes".

TAGS RELACIONADOS