Redacción EC

ADOLFO BAZÁN

Antes de que acabe este mes, tenemos que hablar de . Hace 75 años, en mayo de 1939, se publicó la primera historia del personaje en el número 27 de Detective Comics. Apenas 7 de las 64 páginas relataban la historia de The Bat-Man en “El caso de la agrupación química”. La primera de las miles que vendrían después.

DC Comics ha establecido que el día central de los festejos sea el 23 de julio, pero ya vemos que el ambiente se calienta de tanto en tanto con anuncios, novedades y confirmaciones de nuevas entregas del personaje en distintos formatos. Así que no queremos quedarnos atrás y aquí van las principales razones por las cuales el Señor de Ciudad Gótica es un ícono.

(Foto: Blog Universo Cómic)

1) Es un vigilante (y vaya que nos hace falta)

A ver si lo defino bien: Batman recoge ese espíritu vigilante y justiciero que a muchos nos inunda cuando un hecho delictivo se produce. Esa indignación, esa impotencia que sentimos –cuando no temor- ante un robo o un crimen, Bruce Wayne las convierte en un aliciente. No es que el tipo la haga de juez, fiscal y policía, (en ese orden) pero dedica su vida a perseguir a los criminales. No a acabar con el crimen, que es una tarea distinta, sino a acechar y capturar a quienes acometen contra la sociedad.

Puede que la comparación sea arbitraria, pero lo más parecido que recuerdo a ese espíritu vigilante fue el que Clint Eastwood y Charles Bronson reflejaron con Harry Callahan (Harry El Sucio) y Paul Kersey (El Vengador Anónimo), respectivamente. Aunque con muchos más litros de sangre.

2) El Caballero Oscuro vs. El Boy Scout

Los dos quedaron huérfanos, los dos tienen identidades secretas, los dos son íconos, pero son cara y sello de una misma moneda. Porque uno viste colores sombríos, el otro usa tonalidades brillantes y primarios; uno utiliza máscara, el otro va a cara descubierta (y afeitada); uno se siente cómodo en la noche, el otro le debe todo al sol…

No es que se opaquen, más bien se complementan. Pero si algo nos gusta de Batman es que quizá sea el único que trata de tú a Superman. Le dice Clark cada vez que lo ve. Muchas veces lo ningunea, lo respeta pero no le dice chicheñó, y también es el único que le ha dado una paliza a despecho de no poseer poderes especiales. Eso solo ya lo hace único.

Sigue leyendo el nuestro blog Universo Cómic.