Redacción EC

Joker, Guasón o Comodín, son algunos nombres con los que es conocido el enemigo más destructivo de Batman. Jerry Robinson, Bill Finger y Bob Kane crearon al personaje para dos episodios de la historieta. Fue Kane quien le vio futuro al pintoresco payaso y decidió “perdonarle la vida” minutos antes de publicar su final.

Algunos de los fanáticos de los cómics indican que Batman y el Joker se complementan muy bien. “Ninguno existiría sin el otro”, dicen algunos expertos en la psicología del héroe de ciudad Gótica y todos sus enemigos. El hombre murciélago “no mata” y esa es la ventaja que el príncipe payaso siempre tuvo sobre él.

Pero la vida de Batman, el Joker y el público en general cambiaría para siempre cuando DC Comics publicara el arco argumental de “A Death on the Family” (diciembre de 1988 a enero de 1989), en el cual el adolescente Jason Todd, segundo Robin, fue asesinado a manos del máximo enemigo del guardián de Gotham.

La casa editorial hizo una jugada maestra sin precedentes. Los lectores podrían influir sobre el destino de Robin por medio de votos telefónicos. Los fanáticos que deseaban que el chico maravilla viva tendrían que llamar al 1-900-720-2660, y si querían que muera, al 1-900-720-2666.

El resultado: Jason Todd terminó siendo asesino con una palanca de metal por el Joker (5.343 votos a favor y 5.271 en contra). Cabe indicar que los fanáticos de Batman no sabían que el asesinato de Robin sería tan brutal y gráfico.

El público en Shock. Dennis O’Neil, editor de DC a finales de los ochentas, contó que varios fanáticos se lo encontraban en la calle para increparle sobre la muerte de Robin. “Tú matas a Robin”, le decían los seguidores de Batman.

O’Neil no imaginó que la muerte de Robin afectaría a tantas personas. “Fue cuando me di cuenta que Batman contaba con grandes fanáticos en Estados Unidos”.

El asesinato de Jason cobró tanta importancia en la vida de Bruce como la muerte de sus padres. Batman visitaría la tumba de su pupilo muchas veces a lo largo de los años y seria una de las razones por las que se negó a reclutar un nuevo ayudante, como en los casos de Tim Drake, Spoiler y Batgirl.

Pero fue en la saga de “Hush” (2002 - 2003) donde se insinuaría que Jason Todd estaría con vida. En “Batman: Under the Hood” (2005) se descubriría, para asombro de todo el mundo, que el viejo Robin estaba de regreso bajo el seudónimo de Red Hood.

TAGS RELACIONADOS