Artista Roldán Pinedo presenta al proyecto De Voz a Voz Perú un obra inspirada en las visiones provocadas por la ayahuasca. Foto: Anthony Niño de Guzmán.
Artista Roldán Pinedo presenta al proyecto De Voz a Voz Perú un obra inspirada en las visiones provocadas por la ayahuasca. Foto: Anthony Niño de Guzmán.
Jorge Paredes Laos

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Aunque nació en Ucayali, desde hace más de veinte años, Roldán Pinedo, Shoyan Shëca (su nombre shipibo) vive en Cantagallo, en Lima, con más de 250 familias de su comunidad. En los primeros meses de la pandemia, ellos estuvieron prácticamente aislados, sin dejar entrar ni salir a nadie. Eso los ayudó a protegerse de la enfermedad, pero también los afectó económicamente, pues les impidió vender su artesanías, pinturas y obras.

Como cuenta Roldán Pinedo, sobrevivieron gracias a las donaciones y la asistencia de organizaciones de ayuda, así como con las ventas de sus trabajos a través de las tiendas virtuales del Ministerio de Cultura.

“Hubo contagios y los que cayeron fueron asistidos no solo con pastillas, sino también con la medicina tradicional”, cuenta el artista. Una práctica que él conoce muy bien; pues, cuando era niño, veía a su abuelo —el chamán Antonio Pinedo Muñoz— curar con el poder de las plantas amazónicas. Estas visiones, especialmente las producidas por la ayahuasca se convirtieron, con el tiempo, en los motivos centrales de su producción artística.

"El canto de las sirenas" (2020), acrílico sobre tela. Obra presentada por Roldán Pinedo, artista de origen shipibo-konibo, en el proyecto De Voz a Voz Perú.
"El canto de las sirenas" (2020), acrílico sobre tela. Obra presentada por Roldán Pinedo, artista de origen shipibo-konibo, en el proyecto De Voz a Voz Perú.

El canto de las sirenas

La obra que él presenta para el proyecto De Voz a Voz Perú —y que puede ser vista en el Museo de Arte Contemporáneo de Barranco— fue realizada durante los primeros meses de cuarentena, y en ella narra un ritual de sanación dirigido por el canto de las sirenas, seres míticos que en el cuadro sirven de comunicación con el chamán. “Eso es lo que yo visiono —dice Pinedo—, las sirenas tienen energía y su canto nos guía para sanar a las personas. En la pintura, las serpientes son la medicina, pero también están ahí protegiendo al maestro curandero”.

MIRA:De Voz a Voz 20: Sandra Gamarra presenta una crónica de estos tiempos de pandemia y crisis política

Con su trabajo artístico, Pinedo no solo ha preservado los saberes de su cultura, sino también busca llamar la atención sobre los males que afectan la Amazonía, como la deforestación y la depredación de la fauna del bosque. El año pasado, presentó en el Centro Garcilaso una exposición titulada “Solo árboles”, conformada por 25 cuadros en gran formato, en los que pintó especies en peligro por la tala indiscriminada, como la caoba, la lupuna, el cedro, el caspi o la capirona: “Muchos de estos árboles ya casi no existen en la selva, pintarlos es mi forma de protestar… los árboles son el pulmón del mundo”, dice.

La salvación de los peces

En esa misma perspectiva viene preparando una serie de obras, con las que rescatará la figura de los peces amazónicos. Pinturas que serán presentadas en una exposición colectiva que se inaugurará el próximo 6 de mayo próximo en la sala Luis Miró Quesada Garland, de Miraflores, bajo el título de “Kenebo: cartografía de la eco cosmología shipibo-konibo”.

Roldán Pinedo busca con su creación artística contar los saberes de su comunidad, así como alertar sobre el peligro de la flora y fauna amazónica debido a la deforestación y la caza indiscriminada.
Roldán Pinedo busca con su creación artística contar los saberes de su comunidad, así como alertar sobre el peligro de la flora y fauna amazónica debido a la deforestación y la caza indiscriminada.
MIRA: De Voz a Voz Perú: una memoria visual de la pandemia

“En el mundo amazónico y shipibo —afirma—, crecemos rodeados plantas y animales, rodeados de peces en las cochas, en las lagunas. Pero, ahora ya no hay peces, no existen paiches, los están exterminando. Ahora solo se les ve en los criaderos, en las piscigranjas, pero en el mundo natural ya no están. En mi trabajo, por eso, quiero mostrar a esos peces que ya no existen en la selva. Quiero hacer ver a la gente que tenemos una inmensa riqueza que está siendo desaparecida”.

Por eso, la obra de Roldán Pinedo, más allá de su deslumbrante cosmovisión, es también una forma de resistencia.

De colección

De Voz a Voz Perú es un proyecto desarrollado por el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) y El Comercio, con el auspicio de Telefónica. Durante 21 semanas diversos artistas presentarán una obra de colecci

TE PUEDE INTERESAR