Cerca de un tercio de la población mundial padece de discapacidad visual. El uso del sistema braille permite mejorar su calidad de vida. (Foto: AFP)
Cerca de un tercio de la población mundial padece de discapacidad visual. El uso del sistema braille permite mejorar su calidad de vida. (Foto: AFP)
Karina Villalba

Redactora de Luces y TV+

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Hace dos años la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, proclamó el 4 de enero como el Día Mundial del con el objetivo de crear mayor conciencia sobre la importancia de este como medio de comunicación para la realización de los derechos de las personas con discapacidad visual o ceguera. La fecha fue elegida en homenaje al francés Louis Braille, quien diseñó este sistema hace casi dos siglos.

Lee también: Ministerio de Educación capacitará a 900 docentes que atienden a estudiantes con sordoceguera

En el mundo, ¿cuántas personas tienen problemas visuales? Las cifras son altas. De acuerdo al primer informe mundial sobre la visión, presentado en el 2019 por la Organización Mundial de la Salud, OMS, cerca de un tercio de la población global (2200 millones de personas) padece algún tipo de carencia visual. Y en nuestro país, según el último censo nacional realizado en el 2017 por el Instituto Nacional de Estadística e Informática, INEI, de la población total que tiene algún tipo de discapacidad, el 48,3% (alrededor de un millón 800 mil personas) presenta limitaciones para ver (ceguera o baja visión). Estos números y esta fecha son pues una invitación a la reflexión sobre la necesidad de inclusión en todos los ámbitos.

Publicaciones en braille

El acceso al conocimiento y a los libros son la clave del futuro. Lamentablemente, el camino avanzado por las publicaciones editadas en braille es sumamente corto. Corto e insuficiente. En junio de 2019, en el marco de la Feria de Libros de Madrid, decía Carmen Bayarri, directora del Servicio Bibliográfico de la Organización Nacional de Ciegos Españoles, ONCE, que solo un 7% de los libros que se editan en el mundo son accesibles para personas con discapacidad. Y en países en vías de desarrollo –como el nuestro–, ese porcentaje se reducía a 1%. Dato con el que concuerda Elizabeth Campos, promotora de derechos de las personas con discapacidad, quien a inicios del año pasado inició la campaña “Todos tenemos derecho a leer”, de fomento de lectura inclusiva. “Existe un déficit grande de libros. No podemos hablar de una estadística de producción editorial en braille, porque no la hay”, sentenció.

Efectivamente, en los catálogos virtuales de siete librerías de Lima solo en dos se puede encontrar opciones de libros con este sistema. “Los Incas”, de Franklin Pease García, editado en el 2008 por el Fondo Editorial del Congreso de la República, fue la primera publicación sobre la historia de la cultura peruana que se hizo en lenguaje braille y dirigida a las personas con discapacidad visual. Está disponible en Librería Communitas.

En el 2019, Golem Editores, en alianza con la Unión Nacional de Ciegos del Perú (UNCP) y la comunidad artística Templofurianos, presentó “Poesía al filo del sol. Antología más allá de la mirada” que se convirtió en el primer libro de este género editado en braille en nuestro país. Se puede conseguir en Librería El Virrey.

"Poesía al filo del sol. Antología más allá de la mirada”, libro editado en braille con un tiraje de 200 ejemplares. (Foto: Golem Editores)
"Poesía al filo del sol. Antología más allá de la mirada”, libro editado en braille con un tiraje de 200 ejemplares. (Foto: Golem Editores)

A esto se suman los esfuerzos de la Municipalidad de Miraflores que, a través de la Biblioteca Ricardo Palma, ofrece 31 títulos obras de literatura peruana e internacional (puede revisar aquí su catálogo virtual ). También de la Municipalidad de Lima que en su red de bibliotecas Lima Lee, brinda 24 libros educativos en formato braille para niños. Puede revisar la lista de títulos en este enlace: . La Biblioteca Nacional del Perú es tal vez la institución que hasta el año pasado más esfuerzos desplegó en torno a la promoción de la lectura inclusiva con talleres y programas de lectura y acceso a la información en braille. Las limitaciones impuestas por la pandemia han reducido su espectro de acción, pero puede ingresar a para obtener información sobre publicaciones y cursos.

Te puede interesar: