No sé si "La comedia literaria" es el mejor libro de Julio Ortega, pero sin duda es el más divertido y apasionante. (Foto: Difusión)
No sé si "La comedia literaria" es el mejor libro de Julio Ortega, pero sin duda es el más divertido y apasionante. (Foto: Difusión)
José Carlos Yrigoyen

Poeta, narrador y dramaturgo, Julio Ortega Cuentas (Casma, 1942) es ante todo uno de los críticos literarios latinoamericanos más destacados de nuestro tiempo, autor de imprescindibles y enjundiosos trabajos que hoy son verdaderos clásicos, como "La contemplación y la fiesta" (1968) o "Figuración de la persona" (1971). El contexto donde desarrolló su carrera lo convirtió en testigo privilegiado de uno de los períodos más deslumbrantes de las letras en español: aquel comprendido entre los años sesenta y setenta del siglo pasado, el del ‘boom’ y las tentativas experimentales que se desarrollaron en sus márgenes. Ortega no solo tuvo relación profesional con muchos de los escritores relevantes de esa época, sino también, en algunos casos, de estrecha amistad. Todo ello lo ha contado con detalle en sus recientes memorias, publicadas bajo el título "La comedia literaria".

No sé si este es el mejor libro de Ortega, pero sin duda es el más divertido y apasionante. A diferencia del rigor académico de sus ensayos o de la gravedad de su poesía, en este amplio volumen se abre paso un aliento ligero, coloquial, cómplice, rico en anécdotas –hay una vocación por el chisme cuya recurrencia en ocasiones causa vértigo–, interrumpido de cuando en cuando por observaciones precisas y luminosas sobre la obra de los poetas y narradores examinados. "La comedia literaria" es un volumen disperso, por momentos casi misceláneo, en el que la confidencia, el intercambio epistolar y el comentario a tal o cual libro, manifiesto o autor se suceden sin pausa, arrumando con entusiasmo situaciones y nombres diversos que la memoria evoca libremente. Esto produce una inevitable irregularidad que los mejores momentos de esta dilatada confesión redimen hasta cierto punto.

Ortega fue uno de los poetas de la generación del sesenta, esa que irrumpió con aires novedosos, tanto en su actitud desenfadada como en su adscripción al llamado británico modo, que sepultó en la obsolescencia al lirismo hispanista de las generaciones precedentes. En varias páginas de este libro relata su papel como miembro y crítico de ese grupo de jóvenes airados, brindando un completo y ameno panorama artístico y personal: ahí está Heraud, repartido entre la alta sensibilidad de su poesía y su trágica inmolación; Rodolfo Hinostroza con su amor-odio por Pound y el omnímodo hedonismo que lo copaba; y Antonio Cisneros, de alegre y socarrona dicción, siempre preocupado por ser publicado en todos los países posibles y a la caza –nada sutil– de los premios más prestigiosos de la lengua.

Igual ocurre con los representantes del ‘boom’. Ortega nos regala perfiles sabrosos de , García Márquez y sobre todo de Julio Cortázar, de quien selecciona lo mejor de la inédita correspondencia que mantuvo con él. Pero mucho más interesantes resultan sus apuntes sobre los autores del ‘posboom’, como Alfredo Bryce, Reinaldo Arenas –desvalido en la soledad del exilio–, Diamela Eltit y especialmente su gran amigo Néstor Sánchez –ya rescatado en el último libro de Xavi Ayén–, un escritor argentino que llegó a sacrificarse vitalmente en su búsqueda por la transgresión lingüística más extrema, legada en novelas como "Nosotros dos" (1966) o "Siberia blues" (1967), que merecen una revisión por parte de las nuevas camadas de lectores.

"La comedia literaria" es la reivindicación de un pasado efervescente del que Ortega ha preferido anteponer los episodios más cordiales sin descuidar el ánimo polémico y la agudeza ante la realidad planteada. El balance es un libro variopinto, entrañable e inteligente. Eso sí, la edición merecía un poco más de esfuerzo: se extraña, por ejemplo, un índice onomástico que nos guíe en medio de tanto recuerdo desbordado. En cualquier caso, muy recomendable.

MÁS INFORMACIÓN
Puntaje
: ★★★★★ (5/5)
Autor: Julio Ortega.
Editorial: PUCP.
Año: 2019.
Páginas: 534.
Relación con el autor: ninguna.​

TAGS RELACIONADOS