Juan Pedro Abellán nos habla sobre su poemario "Máscara Santa"
José Miguel Silva

Una incisiva reflexión sobre cómo lo trivial va ganando cada vez más terreno en la sociedad contemporánea. Así puede resumirse "Máscara Santa", el más reciente poemario de Juan Pedro Abellán, escritor español que publica esta vez con Paracaídas Editores.

Conversamos brevemente con él sobre esta obra que ya está a la venta en las principales librerías de Lima.

-¿Cuál es la temática de su poemario “Máscara santa”?

Este es un libro devoto del amor, con muchos rostros y muchas máscaras, pero que busca sobre todo celebrar la vida, un amor sereno, pleno y maduro.

-¿Cuál es la función que tienen estas gráficas presentes dentro del libro? ¿Separar los capítulos?

Desde los primeros poemas donde reina el sufrimiento, el amor se convierte en devoto. Luego hay una piedad, bálsamo y cura, hasta por fin encontrar esa luz, ese jardín soñado. Por tanto el libro no se parte pero sí hay una sucesión de capítulos.

-¿Cuál es la idea del amor que se encontrará el lector de "Máscara Santa"?

Es un amor maduro, sereno, pleno, que busca la luz y la piedad. Este es un libro muy iconográfico. Los poemas aluden a íconos culturales, en este caso, mis compañeros de viaje.

-Usted es geógrafo. ¿En qué momento se percató de que la poesía lo había atrapado?

Soy licenciado en arte, geografía e historia, que es algo muy enlazado con las humanidades. Y ahora me dedico también a la fotografía y a la pintura. Todo está relacionado. Creo que el arte cumple una función especial en mi poesía, que es de vivencias, pero muy intelectual.

-¿Suele leer mucha poesía?

Sí. Aunque leo muchos ensayos, sobre todo leo poesía.

-Si le pidiera me mencione dos o tres referentes…

En España sería José María Álvarez, pero también T.S Eliot. Y del Perú me gusta mucho César Moro, Emilio Adolfo Westphalen, Carlos Oquendo de Amat, a quien le tengo una especial devoción.

-Cuénteme un poco sobre su producción literaria. ¿Su primer poemario fue publicado en el año 2003?

Sí. Antes había publicado algunas cosas. Tengo varios premios como autor menor de treinta años. Tuve algunos poemas que aparecieron en antologías. Sin embargo, mi primer poemario serio fue “Al sur de Manhattan” en 2003. Fue un libro muy culturalista que se pudo haber titulado “Al sur del amor”. Sin embargo, “Máscara santa” es mucho más maduro.

-¿Fue variando mucho su poesía con los años?

Sí. Como uno tiene varias vivencias, experiencias, tanto en el amor como en el resto de la vida. Uno no es igual a los 18 que a los 30 o 40 años. Y eso se refleja en la poesía.

-¿Su formación académica le brindó más herramientas al momento de crear poesía?

Sí. Uno estudia la historia del arte.  He dado clases de literatura e historia. Eso se refleja en mis poemas.

-En el poema “Extraña fruta” dice usted “y asciende sobre un mañana que poco tiene que ver con ahora ni con el ladrido que te ampara, difícil de alcanzar como una melancólica madona”....

SÍ. Como he dicho, el libro es devoto del amor. El arte también es emoción, reflexión y sobre todo piedad. Esto es algo que nos falta en esta sociedad oscura. Yo soy un devoto del amor.

-¿Cuál es la importancia de la poesía en una sociedad tan convulsionada como la actual?

El tema cultural y artístico se está relegando a las últimas páginas de los diarios. Tenemos que reivindicar las humanidades, la reflexión y el pensamiento.

-Usted es español. ¿Qué lo trajo al Perú?

Sobre todo mi esposa, que es peruana. Nos conocimos aquí, estuvimos varios años en España, donde nació mi hija. Pero mi esposa sintió algo de nostalgia por vivir aquí y ya llevamos casi tres años. Me siento muy cómodo, satisfecho y agradecido con este país.

-La poesía peruana se publica exclusivamente en editoriales independientes. ¿Cómo ve usted el ambiente poético en la capital peruana?

Se mueve bastante. Hay oferta y demanda. Perú es un país poético y el tema de las publicaciones es importante. En España hay grandes editoriales que abarcan casi todo, por lo que es casi imposible publicar, pero las independientes también están creciendo mucho como aquí.

TAGS RELACIONADOS