Daniela fue diagnosticada con cáncer de mama de tipo hormonal en Miami, Estados Unidos. (Foto: Archivo Daniela Chlimper)
Daniela fue diagnosticada con cáncer de mama de tipo hormonal en Miami, Estados Unidos. (Foto: Archivo Daniela Chlimper)
Celeste Pérez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En el Perú, 1 de cada 8 mujeres puede ser diagnosticada con . Daniela Chlimper Levy, diseñadora de interiores, fue una de ellas. Tenía apenas 31 años cuando el diagnóstico se plantó frente a ella y cambió todos sus planes. Apenas había pasado un mes desde que se había comprometido cuando le dijeron que tenía carcinoma ductal invasivo en una clínica de Miami.

MIRA: Book Vivant y otras cinco librerías independientes de Lima que nos invitan a descubrirlas

“Me encontré un bulto. Fui al ginecólogo y me mandó a hacerme una mamografía. No hice caso. Eso estuvo muy mal. Pensaba que por mi edad aún no era necesario, a pesar de que en mi familia ya había historial de cáncer. Pasaron los días y empecé a sentir dolor. Lo atribuí a que me encontraba haciendo yoga, fui negligente. Me encontraba en un momento muy confuso de mi vida, recién me había comprometido y no sabía si era la mejor decisión”, recuerda Daniela.

Su mamá no la dejó continuar con los planes de boda antes de definir qué sucedía con su salud. Días después, Chlimper sería operada. El cáncer de mama que le diagnosticaron era de tipo hormonal, es decir, se ‘alimentaba’ del estrógeno o la progesterona que produce el cuerpo. “Uno cree que el cáncer de mama es uno y nada más. Pero no. No hay dos casos iguales. En mi caso, luego de la operación, quimioterapia y radioterapia, me controlo con medicinas, que bloquean la producción de estrógeno”, cuenta.

Quimioterapias. (Foto: Archivo Daniela Chlimper)
Quimioterapias. (Foto: Archivo Daniela Chlimper)

Entre el mar de emociones, cambios y medios que la inundaron durante el tratamiento, Daniela decidió dar un paso al costado en su compromiso. Aunque fue complicado, como reza la frase, se cierra una puerta, y se abren otras. “El día que terminé con mi ex fue el día que se me ocurrió poner mi experiencia en un libro. Creo que fue porque el diálogo con él fue digno de serie. Además, a eso se le sumaba que estaba por empezar la quimioterapia y yo y mi familia nos encontrábamos devastados”. Esto último no solo por la crudeza del diagnóstico, sino porque a la realidad de Daniela se sumaban los recuerdos de personas cercanas que habían fallecido por la enfermedad, entre ellas, su hermana.

¿Podré ser madre?

Durante sus quimioterapias, Daniela empezó a devorar libros. “Netflix no me funcionaba. Me hacía doler la vista porque uno de los efectos del tratamiento es tener los ojos secos”. Entre las tantas recomendaciones que recibió para leer, aparecía “Why I Wore Lipstick to my Mastectomy”, de la periodista Gelaryn Lucas, pero siempre lo dejaba para después. “Sabía que era sobre el cáncer de mama. Sentía que si lo leía, sería como seguir ‘revolviendo el chocolate’ cuando en realidad quería distraerme de eso”.

Cuando por fin le dio una oportunidad, se sorprendió al ver que no se trataba del drama que esperaba. “Me sentí acompañada y me di cuenta que yo también tenía una historia para contar, para acompañar a alguien más”. Es así que su novela autobiográfica empezó a tomar forma mientras exploraba recuerdos del pasado y se daba tiempo para procesar los del presente.

Lo bautizó “Mamífero sin mama” porque justamente así fue como se sintió cuando congeló sus óvulos en la ventana de tiempo que le quedaba después de la operación y antes de la quimioterapia. “Eso fue la luz al final del camino. Fue una tarea de dos semanas seguidas entre inyecciones subcutáneas y monitoreos, que terminaron en 13 óvulos congelados. Me sentí muy cercana al mundo animal, sentí que era como mi camada”.

"Mamífero sin mama" (Foto: Archivo Daniela Chlimper)
"Mamífero sin mama" (Foto: Archivo Daniela Chlimper)

El libro, vio la luz por primera vez en setiembre del 2020. Sin embargo, este año Daniela -o Dana, como la conocemos en el libro- ha puesto como objetivo donar el 100% de las ganancias a la Fundación Peruana de Cáncer (FPC) en el marco del mes de sensibilización del Cáncer de Mama. “Viví algo muy duro, pero tuve los recursos para salir de ello. Tenía una casa, un colchón y comida en mi mesa, y aun así era difícil. Pero hay gente que no puede darse esos lujos. Que no tiene los recursos necesarios. Desde mi posición quería hacer algo”, comenta. “Aunque no sea mucho, sé que estoy apoyando a alguien. Además, con el libro puedo concientizar y acompañar a otras mujeres desde mi experiencia”.

Dónde encontrarlo

Puedes adquirir “Mamífero sin mama” en el linksite que se encuentra el perfil de IG @mamiferosinmama. Además, hay algunos ejemplares disponibles en la librería Book Vivant, la web Encremadas y en las tiendas Flora y Fauna.

VIDEO RECOMENDADO

Claudia Llosa habla de su película para Netflix ¨Distancia de Rescate¨
Saltar Intro de El Comercio conversó en exclusiva con la directora peruana Claudia Llosa sobre su nueva película junto a la novelista argentina Samanta Schweblin.

TE PUEDE INTERESAR