Tres libros recomendados para la semana.
Tres libros recomendados para la semana.
Juan Carlos Fangacio Arakaki

"RESINA"
Autor: Richard Parra
Cuentos
Páginas: 184
Editorial: Seix Barral

“Ser resina”, en el lenguaje callejero, implica un poco de suciedad, de adicción, de regusto por la secreción o lo inservible. Y son resina la mayoría de los personajes de este libro que reúne 10 cuentos en los que se ahonda en lo sórdido: faites sin posibilidad de redención, un escritor que muere ahogado en su vómito, drogadictos en la más completa ruina, una madre soltera que envenena con Campeón a su exmarido. Muchos de los protagonistas de “Resina” podrían ser el personaje promedio de un noticiero de televisión. La diferencia recae en que Parra no los expone regodeándose en su miseria, sino mirándolos como iguales, recogiendo sus voces con un oído privilegiado para el ruido urbano.

Son relatos, también, de espíritu cinematográfico, que dialogan de forma precisa con los epígrafes dedicados a películas como “Rumble Fish”, “Scarface” o “Blade Runner”. Puntos altos son “Maz nah” o “Camposanto” (que bien podrían ser historias intercambiables, pero se diferencian gracias a los bien construidos perfiles de sus protagonistas), “Ray, este es el paraíso” (narrado desde el perturbado interior de un hospital psiquiátrico en Nueva York) o los más enrarecidos “La sublevación” y “Calandria”, en los que Parra conduce al lenguaje a un ritmo más sofisticado, pero a la vez más febril (y por ende inquietante). “Resina” da mucho más para decir porque sus cuentos son profusos en matices y detalles. Señalaremos, por ahora, que es una de las mejores publicaciones del año.

"TU VOZ"
​Autor: Juan Gonzalo Rose
Poesía
Páginas: 174
Editorial: Just Read

Diera la impresión de que ninguna antología sobre la poética de Juan Gonzalo Rose estuviera de más. Menos aún esta, que como notable añadido incluye una edición facsimilar de “El cancionero de la paz”, poemario inédito del autor y el más antiguo que se conoce de su producción. Se trata, en realidad, de un muy breve volumen (apenas ocho poemas tempranos) en los que el poeta parece imbuido de una esperanza transparente, una actitud luminosa frente al mundo a pesar de sus azotes.

El resto de esta colección lo componen las piezas más saltantes de la obra lírica de Rose, tan amplia en su estilo y en su campo de acción: un “matrimonio entre la palabra y la música”, como bien apunta el crítico Ricardo González Vigil en el prólogo que abre este libro, en el que también destaca su capacidad para abordar cuestiones tan elementales como el amor o la épica de la batalla, así como abrazar el crisol de nuestras manifestaciones más propias y tradicionales. No hay muestra más reconocible que la canción “Tu voz” (no por nada le presta su título a esta publicación), que puesta en la voz de la incomparable Lucha Reyes permitió que millones de peruanos entonaran al menos un poco de la obra de uno de nuestros poetas más entrañables. Hay que leerlo más.

"SEÑOR DE LOS MILAGROS"
​Autores: María Rosa Álvarez Calderón, Liliana Canessa, Pedro Hidalgo
Ensayo
Páginas: 86
Editorial: Municipalidad de Lima

Con más de 300 años de antigüedad, la del Señor de los Milagros es una de las tradiciones locales más importantes (si no la más) entre las que aún se viven en el Perú. Lo es, desde luego, por la devoción que genera; pero también se sostiene en aspectos que van más allá de lo puramente religioso. Porque la imagen del Cristo Moreno se ha convertido en un símbolo que abarca lo popular en sus más diversas aristas: desde una procesión fervorosa que paraliza Lima (y se organiza también en Roma o Nueva York) hasta el color morado con el que se puede identificar un equipo de fútbol o el sabor de un turrón.

Este libro (entrega número 18 de la colección Munilibros) se ocupa de explicar el origen del culto, las costumbres que lo rodean y su actualidad, y lo hace desde variados puntos de vista gracias a la especialización de sus autores (una gestora cultural, una historiadora del arte y un sacerdote). Un valioso documento para conocer mejor a uno de los emblemas de nuestra identidad limeña.