Tres figuras del teatro peruano: Ricardo Roca Rey (al centro) junto a Ricardo Blume y Luis Álvarez, durante un ensayo de la obra "Los Caballeros" (1955). (Foto: "Una profunda huella")
Tres figuras del teatro peruano: Ricardo Roca Rey (al centro) junto a Ricardo Blume y Luis Álvarez, durante un ensayo de la obra "Los Caballeros" (1955). (Foto: "Una profunda huella")
Juan Carlos Fangacio Arakaki

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En las primeras páginas de “Ricardo Roca Rey. Una profunda huella” aparece una dedicatoria elocuente. Dice: “Tu humildad jamás hubiera permitido este libro. Disculpa el atrevimiento”. La firma Ricardo Roca Rey Cisneros, hijo del homenajeado y autor de esta publicación que repasa la vida y obra de un hombre clave para el desarrollo del teatro peruano.

LEE TAMBIÉN: Cien años del nacimiento del ‘Rey del Teatro’ Ricardo Roca Rey

Es una dedicatoria que, además, sintetiza bien las dos facetas de Roca Rey: la pública y la privada, la de los grandes reconocimientos y la más bien reservada. “Era una persona de perfil bajo. No le gustaban los agasajos ni las manifestaciones de felicitación. Trataba de rehuirle a todo eso siempre”, dice su hijo, encargado de darle forma a las más de 300 páginas del libro. “Desde arriba me debe de estar requintando”, agrega con humor.

La familia Roca Rey reunida. Ricardo aparece sentado al lado de su madre. (Foto: "Una profunda huella")
La familia Roca Rey reunida. Ricardo aparece sentado al lado de su madre. (Foto: "Una profunda huella")

Fue el año pasado que debió celebrarse (1920-1985). Pero todos los actos preparados para ello tuvieron que ser postergados, pandemia mediante. Recién hace unas semanas la Municipalidad de Miraflores puedo , y el próximo 4 de febrero le será entregada la distinción como Personalidad Meritoria de la Cultura, en ceremonia organizada por el Ministerio de Cultura.

Pero el plato fuerte de ese día será la presentación de “Ricardo Roca Rey. Una profunda huella”, un libro que ahonda en copiosa información sobre la trayectoria del llamado ‘Rey del Teatro’ y que se complementa con una valiosísima colección de fotografías nunca o casi nunca vistas. Mérito de sus herederos que han realizado un trabajo casi arqueológico para recuperarlas y presentarlas en este formato.

“La pandemia jugó de alguna manera a favor y de otra en contra al preparar el libro –cuenta Roca Rey hijo–. Por un lado pudimos trabajos sin interrupciones, debido al encierro; y por otro se nos dificultó el acceso a varios archivos importantes. Entonces lo que hicimos fue recurrir al material de mucha gente amiga, que había trabajado con mis padres. Y en algunos casos, más importante que las fotos que nos han podido alcanzar ha sido que nos contaran sus vivencias, que están incluidas en el libro”.

Ricardo Roca Rey fue uno de los fundadores de la Asociación de Artistas Aficiones (AAA). (Foto: "Una profunda huella")
Ricardo Roca Rey fue uno de los fundadores de la Asociación de Artistas Aficiones (AAA). (Foto: "Una profunda huella")

LEGADO DIVERSO

De hecho, “Una profunda huella” puede leerse como la completa semblanza de una figura fundamental para la cultura peruana como Roca Rey, pero también como una historia del teatro nacional de buena parte del siglo XX. Porque el libro funciona como eficiente material de consulta para cualquier interesado en las tablas locales, en sus orígenes y en su devenir.

¿Cuál es entonces la profunda huella que lega Roca Rey al teatro peruano? ¿Cómo se deja sentir su influencia en la escena actual? “Creo que lo primero que hizo fue darle seriedad, disciplina y responsabilidad al trabajo teatral y escénico. Hacer de esta profesión un trabajo digno, honesto. Si tuviera que resumirlo en una palabra, creo que nos legó una ética”, señala Roca Rey Cisneros.

Imagen de la obra "Los Caballeros" (1955), dirigida por Ricardo Roca Rey. Destacaba su gran sentido plástico y el dramatismo de la puesta en escena. (Foto: "Una profunda huella")
Imagen de la obra "Los Caballeros" (1955), dirigida por Ricardo Roca Rey. Destacaba su gran sentido plástico y el dramatismo de la puesta en escena. (Foto: "Una profunda huella")

El autor del libro destaca también el aporte de su padre para llevar el teatro a las calles, poniéndolo al alcance de las mayorías. “Lo masificó también con los auto sacramentales, al escenificarlos en los atrios de la Catedral de Lima y de la Iglesia de San Francisco”, agrega.

Pero además de la conocida trascendencia de Roca Rey en la actividad teatral, el libro ahonda en sus aportes dentro de otras disciplinas, quizá menos recordados pero igualmente importantes. Su hijo enumera algunos de esos episodios: “En el cine, participó como actor en un largometraje como ‘La Lunareja’, que se estrenó en el antiguo cine Metro en 1946; en la televisión, pocos meses después de su aparición en el Perú en 1958, él ya estaba haciendo los primeros programas en vivo; y en el folclor, logró darle una imagen profesional y mostrarlo al mundo en varias oportunidades”.

“Una profunda huella” es un libro de gran formato que, además, circulará gratuitamente en su versión digital. Un aporte más para entender la trascendencia de un personaje como los que ya quedan pocos.

Ricardo Roca Rey y María Rivera, protagonistas de la película "La Lunareja" (1946). (Foto: "Una profunda huella")
Ricardo Roca Rey y María Rivera, protagonistas de la película "La Lunareja" (1946). (Foto: "Una profunda huella")

Sepa más

  • La distinción a Ricardo Roca Rey como Personalidad Meritoria de la Cultura será será transmitida desde el Ministerio de Cultura, a las 6 p.m., por el Facebook del ministerio y por Cultura 24TV.
  • El libro “Una profunda huella” estará disponible para descarga libre desde el próximo 30 de enero en la página web (que será habilitada ese mismo día).
Portada del libro "Una profunda huella". Al lado, el autor del libro, Ricardo Roca Rey Cisneros, posa junto a un busto de su padre esculpido por el hermano de este último, Joaquín Roca Rey.
Portada del libro "Una profunda huella". Al lado, el autor del libro, Ricardo Roca Rey Cisneros, posa junto a un busto de su padre esculpido por el hermano de este último, Joaquín Roca Rey.

TE PUEDE INTERESAR