Santiago Bullard

Cuando Michelle Lesniak se inició en el mundo del diseño de modas, lo hi - zo desde la formación como artista que recibió en la escuela del Instituto de Arte de Chicago. Fue allí donde descubrió su pasión por las te - las, que ella unió con una particular sensibilidad estética y el deseo de hacer de la música un motivo de diseño.

Radicada en la ciudad de Portland, Oregon, Lesniak ganó visibilidad, sobre todo, a través de “Project runway”, un ‘reality’ televisivo en el que los diseñadores de moda son puestos a competir entre sí. Ella fue la ganadora de la undécima temporada del programa. Pronto Lesniak llegará a Lima para participar en el primer Festival Internacional de Diseño (FID), que se llevará a cabo desde mañana miércoles.

Antes de forjarte como di - señadora realizaste estudios en una escuela de arte. ¿Hasta qué punto ha sido esto decisivo en tu trabajo?

Lo ha sido en todos los aspectos. Por un lado, mis diseños están inspirados por el arte, sobre todo por la música, que es una de las cosas que más me apasionan. Sin embargo, creo que incluso es más importante la manera como mi formación artística ha determinado el concepto que tengo de la moda como tal.

Que no tiene mucho que ver con la moda como industria...

Son dos mundos completamente distintos. No sigo la pauta de la moda como industria, no me interesa. Para mí, la moda debe contar una historia, decir algo. Por eso me inclino más por las formas tradicionales de producción.

Has mencionado la música como una fuente de inspiración primaria. ¿Cómo plasmas una canción en un diseño?

La música es una forma de contar historias, como la moda. Por eso recurro tanto a ella cuando trabajo. Es una fuente de inspiración inagotable, porque te produce emociones constantemente. Lo que intento es trasladar esas emociones a la ropa.

El interés por las formas tradicionales de producción ¿tiene que ver con esta idea de hacer de cada diseño un producto único?

Así es. Me gusta mantener el producto como algo local, en pequeña escala. Por ejemplo, si confecciono solo 10 ejempla - res de un vestido, eso hace que cada uno de ellos sea especial. Eso no pasa con la producción en masa. Mi compañía es muy pequeña y está comprometida con los fabricantes locales. Así es como quiero que se mantenga.

Al optar por la manufactura tradicional, ¿también procuras dar un mensaje?

No sé si se trata de eso. Lo que sí tengo claro es que hacen falta muchos cambios. En la industria de la moda, hay compañías que cometen faltas éticas muy graves. Yo defiendo la importancia de volver a lo artesanal.

Pronto participarás en la primera edición del FID Li - ma. ¿Cuál crees que es la importancia de esta clase de eventos?

Son una gran oportunidad para comunicarse y aprender a pensar y hacer las cosas de maneras distintas. En mi caso, hablaré sobre las formas alternativas para encontrar inspiración y llevaré un par de piezas conmigo.

Le debes mucho a “Project runway”, aunque hoy existe un gran debate en torno a la televisión y la validez de los ‘realities’. ¿Cuál es tu opinión sobre esta clase de shows?

Bueno, ¡es que casi todos los ‘realities’ que pasan por la tele - visión son terribles! De hecho, creo que “Project runway” es uno de los pocos que tienen potencial. Es un show bastante positivo en ese sentido.

No todo es blanco y negro en esta clase de asuntos.

Exacto. Hay que ver cada pro - ducto por lo que es.

Video referencial. Fuente: YouTube.