Redacción EC

Versace, la marca italiana dirigida por Donatella Versace, fue la encargada de inaugurar la Semana de la Moda Alta Costura en París. Así, la temporada primavera-verano 2015 se inició con lo más sensual. De hecho, la misma diseñadora declaró a la prensa que, para esta colección, ha querido hacer "algo más gráfico" y "mucho más femenino". 

Al día siguiente, una de las marcas que llamó la atención fue Schiaparelli, pues esta, por el momento, no cuenta con un director creativo (Marco Zanini renunció a finales del año pasado). La pasarela fue un viaje a la década de los setenta. La escenografía estuvo a cargo del francés Jean Paul Goude. Esta pasarela ha sido una de las primeras pruebas de la marca por "renacer", pues hace cuatro décadas que no se presenta en una semana de la moda. 

Por otro lado, para variar, Raf Simons, quien está a cargo de Dior volvió a sorprender. La propuesta está armada con minivestidos, líneas y botines con colores llamativos. Asimismo, la escenografía fue imponente. Las modelos caminaron por debajo de una estructura que se asemeja a la que se ve cuando un edificio está en construcción. El blanco predominó. 

Mañana se podrá ver las colecciones de Chanel, Stéphane Rolland, Bouchra Jarrar, Julien Fournié, Armani Privé y Alexandre Vauthier.