Franz Ferdinand fue fundada en el 2002 y cuenta con cinco álbumes de estudio. (Foto: David Edwards)
Franz Ferdinand fue fundada en el 2002 y cuenta con cinco álbumes de estudio. (Foto: David Edwards)
Juan Carlos Fangacio Arakaki

Solo hay que darle una mirada rápida a cualquier revista musical o portal web que se respete para encontrar las usuales etiquetas con las que se acostumbra describir el sonido de : indie rock, new wave, dance rock o pospunk revival. A Alex Kapranos, sin embargo, sobre todo la última de las descripciones no parece gustarle en absoluto. “De revival no hacemos nada –responde el cantante, guitarrista y líder de la banda escocesa, un poco alterado ante la pregunta sobre cuán relevante es para ellos seguir mirando el pasado–. Nunca he mirado el pasado. Yo miro el futuro. Me molesta que me digan que somos una banda revival porque no lo somos. Siempre estamos tratando de crear cosas nuevas”.

Desde luego, lo del revival no lo decimos nosotros. Críticos respetados como Simon Reynolds o Mark Fisher han puesto a Franz Ferdinand (y a The Strokes, Amy Winehouse, etc.) como claros representantes de esa tendencia tan del siglo XXI de reciclar sin pudor sonidos del pasado. “Es una banda que, en todos los aspectos, suena exactamente como las cosas de hace 30 años”, llegó a decir Fisher. Más allá de la variedad de gustos y de las discrepancias naturales, los de Glasgow han moldeado la música de la última década y media, por lo menos. Y han sabido ganarse el cariño de una importante fanaticada.

ENTRE DOS TIEMPOS

Agrupados desde el 2002, fue recién dos años después que Kapranos, Nick McCarthy, Bob Hardy y Paul Thomson irrumpieron en las radios y pistas de baile británicas con su álbum debut homónimo. “Franz Ferdinand” (2004) se convirtió en un suceso con hits como “Take Me Out”, “The Dark of the Matinée”, “Michael” o “This Fire”. Con él ganaron el codiciado Mercury Prize, lograron una nominación al Grammy (mejor disco alternativo) y vendieron 3 millones y medio de copias.

Lo que vino luego fue igual de auspicioso. El “You Could Have It So Much Better” del 2005 también recibió elogios de la crítica (allí destacan canciones como “Do You Want To”, “The Fallen” y “Walk Away”), y a este le siguieron “Tonight: Franz Ferdinand” (2009), “Right Thoughts, Right Words, Right Action” (2013), y el más reciente, “Always Ascending”, del año pasado, que fue bien recibido por su sonido ligeramente más oscuro, pero a la vez de fácil escucha, y por sentirse más libre de tener todos los reflectores encima como la gran banda de moda que fue años atrás.

¿Cuánto ha cambiado Franz Ferdinand en estos 15 años?, le preguntamos entonces a Kapranos, que ahora responde con más calma: “Bueno, la salida de Nick McCarthy a partir del último disco, y la incorporación de Dino Bardot y Julian Corrie fue un gran cambio a nivel personal. Por lo demás, es difícil notar los cambios porque estos ocurren de forma paulatina. Es como cuando vas envejeciendo y no logras observar los cambios que te ocurren porque se dan sutilmente”.

Ciertamente, un poco de esa madurez invisible a la que alude Kapranos puede notarse en uno de los proyectos paralelos de la banda, cuando en el 2015 se unieron al legendario dúo estadounidense Sparks para formar el supergrupo FFS y lanzar un disco del mismo nombre que, como era más o menos evidente para los conocedores de Sparks, exploró lo inclasificable en una mezcla de progresivo, glam, synth pop y art rock (para volver a las mentadas etiquetas). Una conjunción de bandas valiosa que ojalá nos sorprenda con nuevo material en un futuro cercano.

LA VUELTA AL PERÚ

Franz Ferdinand alista su regreso al Perú como cabeza de un muy interesante cartel del Festival VMF 2019, el próximo 7 de noviembre. Será su segunda visita tras la intensa presentación que ofrecieron en marzo del 2010 en el estadio Monumental. Los calambres producidos por el baile les duraron varios días a muchos de los asistentes.

“Recuerdo mucho ese concierto en el Perú –dice un Kapranos ahora sí risueño y entusiasta–. Tocamos algunas cosas de Juaneco y su Combo [“Ya se ha muerto mi abuelo”] porque yo soy un gran admirador de la cumbia y de la chicha. Siento que la música de Juaneco está muy viva en buena parte del pop contemporáneo. Es impresionante ver cómo ha evolucionado en el tiempo a partir del folclor. Realmente aprecio mucho su melodía y su ritmo, pero también el corazón y el espíritu del que están cargados”, cuenta el cantante de 47 años, antes de comentar sobre su trabajo de producción en la banda de cumbia psicodélica Los Bitchos, conformada por cinco muchachas uruguayas radicadas en Londres. “Es un grupo con mucho sabor y también muy admiradoras de la cumbia y la chicha peruanas”, agrega.

En esa línea de insaciable curiosidad por los ritmos tropicales, le consultamos a Kapranos qué le parece la expansión mundial de la llamada música urbana, que parece copar emisoras y festivales alrededor del mundo. “Yo respeto mucho el reguetón y creo que hay algunas cosas bastante interesantes allí, pero realmente no es el tipo de música que tocaría”, confiesa. Y remata con una sentencia que pasa de la conciliación a la pura provocación: “Siempre hay algo bueno en todos los géneros musicales, siempre algo que rescatar… a excepción del nu metal. No hay absolutamente nada bueno en el nu metal”. Una dosis final de frescura y buen humor que estaremos esperando.

MÁS INFORMACIÓN

El Festival VMF 2019 contará también con la presencia de Hot Chip, Danny Ocean, Javiera Mena, Khruangbin, DJ Koze y los nacionales Hit La Rosa y Wanderlust.

Lugar: Parque de la Exposición.

Dirección: Av. 28 de Julio con Av. Garcilaso de la Vega).

Fecha: jueves 7 de noviembre.

Entradas: desde S/170 en .