Melvyn Arce Ruiz

"El embrujo", "Ádios amor", "Te vas" y "Niñachay" son canciones ampliamente conocidas en el Perú, pero en la voz de  se volvieron himnos de multitudes en su natal Chile. Sus versiones de las composiciones de los peruanos Estanis Mogollón y William Luna, entre otros, fueron pieza clave en su conversión en uno de los más grandes ídolos musicales del país sureño. Y, además, le permitieron lograr lo que ningún artista de cumbia había conseguido: ubicarse en la lista de los artistas que más discos han vendido en la historia de Chile, y más recientemente en ser parte del cartel estelar del festival Lollapalooza, donde contó con el peruano Tony Succar como miembro estelar de su orquesta.



A punto de iniciar una de las giras más ambiciosas de su carrera en los Estados Unidos, Américo analiza su éxito y su estrecha relación musical con el Perú.

Ahora radicas en los EE.UU., en Miami.
Sí, hace ya casi un año o un poquito más. Estamos dándole con todo. Creo que es el lugar preciso para lo que es la música actual. He sentido el cambio, y las experiencia que me han tocado vivir han sido las mejores.

¿Y qué te impulso a dejar tu país?
En la práctica, ya venía haciendo esto de viajar, de salir, de no estar alojado en un mismo sitio por tanto tiempo. Pero necesitaba un lugar con full conectividad, y Miami venía perfecto. Tenía la necesidad de seguir creciendo, expandiendo la música. Las posibilidades están.

Por ejemplo: estás por empezar una gira en EE.UU con Live Nation, te acaban de nominar al Emmy por el tema que grabaste para Telemundo, y alistas una serie de TV sobre tu vida.
Son cosas increíbles...

Cuéntame más de la serie. ¿Ya tiene fecha de estreno?
Publiqué el año pasado mi biografía, "Yo soy Américo". Después de la repercusión que tuvo el libro, me quedaron las ganas de tener un registro visual. Además, las plataformas (de streaming) están ahora muy de moda, y (la mía es) una historia que seguramente se repite por cantidad, pero que no está puesta allí para verse. Creo que la gente se va a ver reflejada, no solo por mi música, sino por cómo he llegado hasta donde estoy. La historia es súper autobiográfica, con todos los matices: aciertos, desaciertos, tristezas, alegrías, frustraciones, celebraciones... La verdad que es un camino bien especial, bien intenso. Yo quiero que sea una serie para poder viajar en el tiempo a distintas experiencias, unas negativas, otras no tanto, otras trágicas, pero quiero que sea bastante real. Estamos hablando de la parte sur del continente, yo quiero que se identifiquen con ese niño moreno que jugaba detrás de la cordillera, con todas las experiencia que puede tener un niño con ciertas necesidades, de una familia humilde. Y allí estamos trabajando con Dwight Gregorich (el director). Acabamos de tener una reunión mucho más seria, hablamos de los plazos, los números, posibles plataformas. Así que esperamos dar pronto una fecha de salida, presentar el tráiler.

En el libro biográfico en el que basarás tu serie fuiste muy abierto a contar los momentos más bonitos pero también los más críticos de tu historia. Por ejemplo, empezaste a cantar muy pequeño, impulsado por tu padre, lo que no te permitió vivir una infancia normal. ¿Le reprocharías algo a él de esa época?
No, sería súper injusto reprocharle algo a él o a la vida. Yo soy muy feliz haciendo lo que hago. Me tocó vivir lo que me tocó vivir y lo abordo en el libro porque es mi historia, pero no hay reproches ni para mi padre ni para la vida ni para nadie. Al contrario, yo tengo mucha alegría, sería tremendamente injusto quedarme con una sensación fea si lo que vivo hoy es súper lindo. Mi vida está preciosa en lo artístico y en lo personal. Pero sí quiero mostrar todas esas luces y sombras porque puede servir, es un testimonio, y es una experiencia más. Además, es lindo que haya una serie de un representante de la cumbia, y no solo de Chile, sino de la cumbia peruana y de otros lugares; un artista de música popular tropical que llega hasta estas instancias.

Américo. (Foto: Instagram)
Américo. (Foto: Instagram)

¿Contar tu historia fue curativo?
Sin duda, te desprendes de ciertas angustias y recuerdos, porque lo importante es seguir avanzando. Así que, como terapia, totalmente recomendable (risas). Hay que sacar las cosas fuera, las alegrías y también todo lo que te provoca un peso y no te permite avanzar.

Comenzaste cantando en las calles, incluso fabricabas con tu papá tus propios CDs para venderlos en las calles. ¿Cuál fue para ti la lección más valiosa de esos tiempos?
Que la vida te da un montón de oportunidades y que puedes escoger, llevar tu vida por otros rumbos, evolucionar, crecer. Cuando era pequeño, no tenía la madurez para esas reflexiones. A la distancia, hoy lo hago. Cada experiencia que me tocó vivir, me han convertido en lo que soy, poco a poco una mejor persona, un mejor artista. A mí me daba vergüenza cantar en la calle porque era niño, pero sin duda que fue una gran escuela, aprendí muchísimo, y tengo esa experiencia. No me la contaron, la viví.

Américo en los inicios de su carrera.
Américo en los inicios de su carrera.

En tu libro también hablas de episodios de alcoholismo y depresión por las exigencias de una carrera musical en ascenso. ¿En qué momento sentiste que la fama te estaba afectando de manera negativa?
Empiezan a aparecer estas preguntas existenciales como decirme: 'Ya me gané esto, compré esto, tengo este auto, canté en Viña, ¿ahora qué? Allí uno se puede perder pensando que ya hiciste todo y la verdad es que no hiciste nada, porque la llegada de tu trabajo es algo súper frágil y siempre necesitas estar alimentándolo; y allí aparecen estos estimulantes de placer, de calma, que no son para nada buenos. 

¿Qué te ayudó a superarlo?
La voluntad propia, la familia, los amigos y lo espiritual. Yo soy creyente y con eso avanzo todos los días un poquito más, porque es una lucha constante.

No solo el talento garantiza una carrera de éxito como la tuya. ¿A qué le atribuyes tus logros?, ¿cuál crees que es tu principal virtud?
Al final no sé si sea una virtud porque ser 'trabajólico' también me ha traído algunos reclamos. A mí me hace feliz lo que hago, pero mi familia necesita que esté más presente. Pero creo que trabajar, la prolijidad, la constancia, la paciencia, son cosas que están allí. Y el no desesperar, no ponerme a pensar que tal cosa me correspondía a mí o lamentarme porque a otro le va mejor. Yo creo que todos merecen lo que tienen. Entonces, yo trabajo para tener lo que merezco.

El Perú es un país importante en tu carrera. Fue el primer país fuera de Chile en el que tocaste.
Y no solo en el que toqué, también recibí mi primer premio internacional. El Perú ha sido tremendamente importante. Y yo tenía la necesidad de ir a conocer in situ a sus autores y compositores. En especial a Estanis Mogollón. Tengo una relación muy linda con su país, con el lugar, con sus artistas, y el origen de mi carrera.

Tu repertorio está compuesto principalmente de los temas de muchos compositores peruanos. Estanis Mogollón el más representativo de ellos. ¿Cómo nació tu colaboración con él?
Cuando vivía en Europa, me encontré con este repertorio de temas. Agarré estas canciones y sentí que podía darles un toque distinto en la forma de cantar, de proponerlo musicalmente, y así fue. Y eso me regaló la posibilidad de ser amigo de Estanis, de conocer también a Álex Múñoz, de trabajar mi material nuevo con Patrik Romantik, que es otro peruano tremendamente talentoso. En mi disco también está participando de manera muy activa Tony Succar, dirigiendo los vientos, haciendo algunos arreglos y me acompañó hace poco en mi show en Lollapalooza. Sigo y me da la impresión de que seguiré en contacto con gente del Perú haciendo música. Hay algo que me une fuertemente a ellos.

¿Te han criticado por cantar temas peruanos?
No. Hay espacios que pueden ser más crueles o críticos, como las redes sociales, pero sé que lo hacen desde el anonimato. Nunca ha ocurrido algo que me haga sentir mal o arrepentir, para nada, al contrario. Hay sensaciones creadas (entre Chile y el Perú), ya sea por cosas políticas, situaciones puntuales, a veces hasta el fútbol. Pero son momentos, vivimos súper cerca, somos hermanos. Siempre me he sentido tremendamente querido. Y si a alguien no le gusta cómo inicié o mi repertorio peruano, que se joda, porque al final el que está feliz y ha llegado donde he llegado soy yo, y estoy contentísimo.

La recepción que tienen los temas peruanos en tus conciertos y tu propio éxito son una reivindicación del talento nacional. Quizá sea un poco exigente preguntarte esto porque no tienes por qué estar familiarizado con la industria musical peruana, pero ¿por qué crees que no tenemos más exponentes internacionales?
Tengo mi apreciación. Sin duda que están llenos de talentos, y desde el origen de la música, eso es indiscutible. ¿Cómo lo veo? Creo que tienen un estado tan rico en trabajo, en posibilidades, en fiestas, en escenarios que eso puede hacer que artista no sienta la necesidad de salir. No quiero decir que se conforme pero siente que esta tranquilo, seguro, tiene su zona de seguridad y allí es donde no salen a conquistar otros lugares. Si yo hubiera nacido en un país con un volumen de personas como el suyo, capaz que me hubiese pasado lo mismo, pero como somos poquitos me vi en la necesidad de salir a exponer mi trabajo, porque talento tienen de sobra. Mira lo que pasó con Susan Ochoa en Viña del Mar, fue espectacular, fue inevitable que se llevará los 2 premios, no tuvo ni que apostar por lo urbano o a lo moderno, sino que salió con algo más clásico, letra más sentida, y la rompió. Creo que la esencia la tienen, solo falta eso, la mirada mas lejana, la proyección un poco mas lejos.

Es imposible no hablar del éxito que tiene el reggaetón en la escena musical global. ¿Cómo ves tú el crecimiento de este género?
Algo debe tener que atrapa a la juventud, tienen su magia y hay que aprender de eso. Yo no pretendo cambiar mi música, pero sí evolucionar, ponerle alguna de estas cositas nuevas, aprender, estar atento y no desaparecer del radar artístico, esa es mi misión, no quedarme en mi zona de confort y seguir por años viviendo de esto, creo que todavía me queda energía y la gracia de poder cantar para vivir más experiencias a través de la música.

"Mi deseo", uno de tus más reciente lanzamientos, tiene ritmos urbanos.
Tiene de eso, de vallenato por Silvestre Dangond, una fusión bien linda, empiezo a ver hacia dónde va mi música, porque sigue siendo romántica, sigue teniendo de base la cumbia, en sonido y en forma.

Pero ya no quieres hacer solo cumbia.
Así es, quiero salir, quiero representar al latino en su esencia tropical, pero también quiero ser feliz con mi trabajo, ver hasta dónde puedo llegar. Sé que hay que perseguir tus metas, porque de eso se trata
la vida y en el caso mío lo hago acompañado de la música. Así que voy por ello.

​FECHAS EN ESTADOS UNIDOS

Américo se encuentra de gira con "Mi deseo", nombre de su más reciente trabajo musical. Tiene programado visitar el Perú en agosto de este año. Mientras tanto, ha confirmado estas fechas en los Estados Unidos, donde reconoce tiene una importante audiencia de peruanos:

Viernes 31 de mayo - Miami
Sábado 1 de junio - Chicago
Domingo 2 de junio - Philadelphia
Miércoles 5 de junio - Atlanta
Viernes 7 de junio - Maryland
Sábado 8 de junio - Los Ángeles
Domingo 9 de junio - Dallas
Lunes 10 de junio - Houston
Viernes 14 de junio - New York
Sábado 15 de junio - New Jersey
Domingo 16 de junio - Connecticut

TAGS RELACIONADOS