La cantante escribió, a lo largo de dos años, cuatro temas que relatan una evolución de sentimientos. (Foto: Status L)
La cantante escribió, a lo largo de dos años, cuatro temas que relatan una evolución de sentimientos. (Foto: Status L)
Rodrigo Moreno Herrera

Cuando apenas tenía ocho años, escribió sus primeras canciones mientras veía a su madre Bárbara componer las suyas. Desde entonces no era difícil intuir que su incursión en la música sería inevitable. Algo que finalmente ha sucedido con el lanzamiento del EP “Mis notas”, su debut artístico.

Esta producción, realizada durante la cuarentena, está conformada por cuatro canciones, cuyas letras se entrelazan para contar una historia sobre la transformación de los sentimientos. El primer tema en ver la luz ha sido “Te escribo canciones”, en tanto los tres restantes (“Creo en ti”, “Sigues aquí” y “Línea paralela”) serán estrenados uno por mes. El Comercio conversó con ella acerca de esta propuesta, su experiencia de vida y sus planes a futuro.

“Mis notas” se centra en los recuerdos, ¿por qué elegiste esta temática para el EP?

Creo que la temática de mis canciones es como la de una novela romántica. Trata acerca de aquellas personas que se van de la vida de uno, porque en algún punto, sus caminos toman distintos rumbos. Eso pasa en la vida real, no solo en telenovelas, y estas personas se quedan viviendo solo en tus recuerdos, o en las páginas de tu diario o en los versos de una canción de amor. Este proyecto es como una gran canción dividida en cuatro momentos.

¿A qué se debe la propuesta de lanzar un tema por mes?

Escribí estas primeras cuatro canciones en distintos momentos, a lo largo de dos años, más o menos. Cuentan una historia, una evolución de sentimientos. Es por eso que decidí sacar un tema por mes y no todo al mismo tiempo. Cada nota tuvo su momento y quise respetar la manera en la que fueron escritas.

¿Cómo ha sido la experiencia de grabar en medio de la cuarentena?

Todo el equipo responsable del videoclip hemos trabajado desde nuestras casas. Por medio de videollamadas o correos. Álvaro Quevedo dirigió la grabación de manera remota. Ha sido toda una aventura. Nos sumergimos en este experimento de la manera más divertida posible, adaptándonos a nuevas formas de crear y viendo la manera de usar los espacios de mi casa para que vayan de acuerdo al concepto de mis notas. El EP trata sobre sentimientos que han estado en cuarentena y que de alguna manera debemos abrazar para un día soltarlos y dejarlos ir.

¿Qué tanto han cambiado tus planes debido a la crisis?

Muchísimo para el 2020, como me imagino que le debe haber pasado a muchos también. Tenía planes distintos a los que tengo ahora pero sinceramente he estado trabajando mucho en transformar todo lo que siento en algo positivo. Creo que todos deberíamos hacer lo mismo en un momento tan difícil como este para el mundo. En mi caso, nunca me imaginé que grabaría un videoclip que esté tan arraigado al concepto del EP.

Con una familia dedicada al arte pareciera difícil seguir un camino diferente. Aun así, decidiste estudiar márketing y negocios internacionales en Nueva York. ¿Qué te motivó a tomar esta decisión?

Básicamente fue porque tengo un negocio familiar, por el lado de mi padre, que hizo que me apasione también el emprendimiento. Hace tres años incursioné en este ámbito y creé “La Bambina de Rovegno”, que es mi marca de pastelería. Creo que el márketing tiene que ver con muchos aspectos de nuestro día a día. Si a eso le sumas los negocios internacionales, se convierte en una carrera que abarca mucho de lo que me gusta y me permite mezclar mi lado artístico y mi lado empresarial.

Has comentado que tu paso por Nueva York terminó de consolidar tu vocación por la música. ¿Cuáles fueron tus principales aprendizajes allá?

Nueva York es una ciudad en donde el arte es como su ADN. Cuando me mudé, empecé a crear y a potenciar mi lado artístico, al punto de darme cuenta de que era el camino que quiero seguir y el camino en el cual me siento cómoda y feliz. Mis principales aprendizajes fueron aprender a estar sola, encontrarle el gusto a eso, conocerme más de lo que pensé y, a la vez, estar convencida de que los sueños existen para cumplirse.

¿Cuáles son los estilos musicales que han influido más en ti?

En realidad me gusta un poco de todo pero desde muy niña siempre me he sentido muy identificada con la cumbia y con las baladas románticas.

¿Cómo alternas ahora tu faceta como cantante con tu actividad empresarial?

Me divierto. Trato de mezclar las dos facetas de la manera más innovadora y creativa posible, siempre de la mano con una adecuada organización para que funcionen ambas.

Se dice que la industria de la música depende mucho de las tendencias y los resultados. ¿Es algo que te preocupa?

Las tendencias de hoy en día cambian muy rápido. Sin embargo, pienso que cuando uno es fiel a su esencia y le apasiona lo que hace, no hay por qué preocuparse. Además es bueno adaptarse a los cambios en la industria. Siento que las tendencias influyen mucho en las personas, pues es lo que vivimos día a día como sociedad y al final nos identificamos con ellas. Por mi parte, me gusta mucho experimentar nuevas emociones, nuevos cambios y estar en constante adaptación.

Con lo que ocurre actualmente, inevitablemente la escena musical va a sufrir cambios. ¿Cuáles son tus retos profesionales inmediatos?

La cuarentena en general nos ha enseñado muchas cosas y ha traído distintos cambios a nuestras vidas. En mi caso personal, uno de mis retos inmediatos es aprovechar las oportunidades que surgen en una situación así. Por ejemplo, se puede continuar haciendo música de distintas maneras, desde una videollamada nacional o internacional hasta grabar un videoclip con tu teléfono celular. Me emociona saber y sentir que hay que reinventarse siempre.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEOS RELACIONADOS

Danna Paola sorprende al cantar “Si tú la quieres”

Danna Paola se une a reto y cautiva cantando ‘Si tú la quieres’ de David Bisbal y Aitana