Luis Enrique Piccini, vocalista y líder del grupo peruano Autobus. (Foto: Autobus)
Luis Enrique Piccini, vocalista y líder del grupo peruano Autobus. (Foto: Autobus)
Redacción EC

La pandemia hizo que se volviera prolífico: en menos de doce meses, han lanzado cuatro singles, un ritmo bastante acelerado para el grupo peruano liderado por su vocalista .

Primero llegó “Nueva impresión”, luego “Quiero cambiar” y “Sobre-viviendo”, y, ahora, “Nos vamos a fundir”, single que ya se puede escuchar en Spotify.

MIRA: El Grupo 5 hará concierto virtual para apoyar compra de una planta de oxígeno en Monsefú

Pero la fecundidad no fue la única forma en la que la crisis sanitaria afectó a la banda. Quizás lo más difícil a lo que se ha tenido que enfrentar es a tener que detenerse, a la imposibilidad de subirse al escenario y compartir su música. Las presentaciones en vivo están detenidas y parece que falta mucho para que vuelvan.

Aprovechamos el reciente lanzamiento de Autobus para conversar con Piccini, y pedirle que haga un breve balance sobre los avances y retrocesos en el quehacer del grupo.

¿Cuál fue uno de los cambios más complicados que, a partir de la pandemia, debió asumir la banda?

Asumimos que nuestro proyecto y nuestras vidas –como las conocíamos– cambiaron de un día para otro. Asumimos que esa nueva normalidad iba a ser una lucha constante por seguir haciendo música pase lo que pase. Asumir que, de un día para otro, ya no puedes tener conciertos es jodido para los que vivimos de esto. Ya va a ser un año y medio de para, y, como van las cosas, calculo que, para mediados del próximo año, las cosas podrían estar volviendo un poco a la normalidad. Pero si bien dejamos de tener conciertos, también ganamos en productividad, por ejemplo, a la hora de proponernos sacar canciones nuevas. Ese ha sido el cambio más importante y positivo que hemos tenido en medio de este desastre.

Sobre los ensayos virtuales: ¿les interesó? ¿Realmente la virtualidad logró romper las barreras de la distancia?

Hemos tenido algunos conciertos virtuales, pero somos una banda que disfruta tocar en vivo porque hay cosas que no se pueden conseguir a través de las computadoras. No creemos que se haya logrado romper la distancia y de allí se desprende una pregunta vital: ¿cuántas veces puedes pagar por ver un concierto virtual de una banda? Unas cuantas veces, pero de ahí se pierde la magia. Los conciertos en vivo te dan la oportunidad para crear cierta complicidad con el público, una que con el lente de la cámara jamás se logrará.

Y sobre el disco, ¿cuántos temas tendrá? ¿Ya tiene nombre?

Se llamará “Ámbito vida”. Teníamos pensado lanzarlo este año, pero hemos decidido aguantar. No tiene sentido sacar un material para no poder promocionarlo en vivo.

Entiendo que el nuevo single, “Nos vamos a fundir”, es su forma de desarrollar la Ley de la Unidad. ¿Es un concepto que conocieron a partir de la pandemia o ya les interesaba desde antes?

Ya me interesaba desde antes, pero creo que surgió de manera inconsciente. Cuando leí la letra que había escrito, se me vino a la mente la Ley de la Unidad. Lo que esta regla dice es que no existe separación entre personas, animales, objetos, planetas o galaxias, que todos formamos parte de una misma unidad. En ese sentido, la letra sigue un camino optimista, pero incierto, es un sueño, una contemplación, la esperanza de que esa contemplación convierta, por fin, a todos en un solo ser, es decir nos “funda” de una vez por todas a todos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR