Redacción EC

Liverpool, la ciudad de los Beatles, celebró el aniversario 50 de la aparición de su revolucionario disco "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" con fuegos artificiales, murales, y un gran festín cultural.

Las celebraciones se bautizaron como "Sgt. Pepper at 50: Heading for Home", y en ellas Liverpool volvió a mostrar su gratitud a una banda que atrae a miles y miles de turistas a la ciudad portuaria del noroeste de Inglaterra.

Además, el que es el tercer disco más vendido de la historia ha sido reeditado con material inédito y mezclas del hijo del productor original, George Martin. "Es increíble ver a nuestra ciudad natal unirse para celebrar el disco", dijo Paul McCartney, que escribió la mayoría de las canciones del álbum junto al fallecido John Lennon. "Es emocionante comprobar, después de tanto tiempo, lo mucho que significa 'Sgt.Pepper' para tanta gente", añadió.

Lennon y McCartney, el guitarrista George Harrison y el baterista Ringo Starr rompieron moldes con este disco aparecido en mayo de 1967, catalogado como el primer álbum conceptual y el cual abrió nuevos caminos a la música.

Los homenajes continuarán esta semana y arrancaron con unos fuegos artificiales inspirados en la canción psicodélica "Lucy in the Sky with Diamonds".

Beatles en las paredes
Como parte de las celebraciones, 13 artistas de todo el mundo presentaron una instalación dedicada a cada una de las canciones del disco. Jeremy Deller, ganador del premio de arte contemporáneo británico Turner, la artista feminista estadounidense Judy Chicago, músicos indios o la diva de cabaret Meow Meow son parte de este grupo del arte que ha transformado las canciones en nuevos formatos.

La instalación de Deller está inspirada en "With a Little Help from my Friends", y gira en torno al manager de The Beatles, Brian Epstein, cuya muerte, el 27 de agosto de 1967, dejó a la banda sin su guía.

Deller creó unos carteles que colgarán por toda la ciudad y que afirman: "Brian Epstein murió por ti". "Era su mejor amigo. Era uno de los pocos en quien podían confiar, que los cuidaba como lo haría un amigo", dijo. "La canción trata de ser valiente ante la faz de la soledad y tiene un humor sarcástico muy de Liverpool. La cantó desafinadamente Ringo. Por eso es conmovedora".

El mural gigante que Judy Chicago pintó en la pared de un antiguo almacén de granos del muelle Stanley es su mayor pintura hasta la fecha. La obra está inspirada en la canción "Fixing a Hole" y en ella se ve a los cuatro Beatles de espaldas, con la mirada fijada en unos anillos concéntricos de aire psicodélico, y la inscripción "Four Lads From Liverpool", "cuatro muchachos de Liverpool". "Así celebré el periodo que representaron: ¡cambios, crear líos!", explicó.

TAGS RELACIONADOS