Los peruanos Juli Brendal y Óscar Zárate, junto al mexicano Álex Carriedo, son los integrantes de Galatea. (Foto: Ángela Ponce)
Los peruanos Juli Brendal y Óscar Zárate, junto al mexicano Álex Carriedo, son los integrantes de Galatea. (Foto: Ángela Ponce)

Clint Eastwood, John Huston, Raoul Walsh, John Wayne o Sam Peckinpah son íconos de la vieja guardia de Hollywood que tienen algo en común con la banda Galatea: todos ellos filmaron en los míticos sets de Durango, México. Sucede que el videoclip del más reciente sencillo de la agrupación fundada por los peruanos Juli Brendal y Óscar Zárate, “Déjalos”, fue grabado en los mismos estudios donde se rodaron clásicos del western como “Garras de ambición” (1955) o “Los siete magníficos” (1960).

Pero, por más ostentosa que suene esta comparación, lo cierto es que detrás de este resultado hay una propuesta que se ha consolidado a lo largo de los últimos cuatro años y que concitó la atención de los experimentados productores Phil Vinall y César Ceja, quienes han trabajado con la banda Zoé y Mon Laferte, respectivamente.

Una carrera que comenzó a afianzarse una vez que partieron de su tierra natal en busca de mejores oportunidades. “Ha sido una inversión de tiempo y un gran sacrificio llegar a un país con otra cultura. Arriesgas tu trabajo, tu estabilidad económica. Todo parte de un sueño y es por eso que trabajamos. Tienes que tener capacidad de sacrificio para lograrlo”, afirma Brendal en una entrevista para El Comercio.

Al ver que su música era apreciada en el extranjero, su agenda empezó a alternar viajes entre México y Perú hasta que finalmente decidieron asentarse en el país azteca. La constancia en su trabajo y rodearse de las personas adecuadas en el circuito permitió que se abrieran cada vez más ventanas para mostrar su música.

Parte del equipo de producción del videoclip de "Déjalos". (Foto: Nataly Morotini)
Parte del equipo de producción del videoclip de "Déjalos". (Foto: Nataly Morotini)

Más adelante, el mexicano Álex Carriedo se unió a Galatea y juntos se han embarcado en una travesía que sigue en ascenso. “Afuera hay productores que comienzan a ver la música desde un enfoque más serio. Se trazan objetivos, fijan fechas y horarios. Al estar allá, aprendimos a ver la producción de manera más amplia".

Si bien Estados Unidos se ha convertido en la meta de muchos músicos nacionales, los miembros de la agrupación remarcan que otros dos puntos estratégicos en el continente son México y Colombia, donde se evidencia una mayor profesionalización del sector. "En Perú uno suele desarrollar su carrera de manera más independiente. No hay un mercado que permita a un músico vivir de su trabajo cuando recién empieza”, explican.

RECUPERAR TRADICIONES

Uno de los objetivos que tienen como grupo es rescatar del olvido composiciones que reflejan la esencia latinoamericana. Por ejemplo, la letra de “Déjalos” fue escrita por el cantautor nacional Félix Pasache. De igual modo, en el 2019 estrenaron el álbum “Versiones bohemias”, del cual 17 temas son autoría del reconocido compositor mexicano José Alfredo Jiménez.

Por otro lado, pese a que su propuesta se circunscribe al rock, los tres integrantes de la banda llaman la atención por el variado abanico de preferencias musicales que tienen, desde Chabuca Granda y boleros hasta Iron Maden, U2 o Pearl Jam.

Debido a ello recomiendan a los jóvenes que deseen iniciar una carrera musical que no se dejen guiar por lo que aparentemente suena más en las radios o lo que parece más popular entre el público. “Cada persona debe trabajar el género que le guste y el reconocimiento se dará a través del tiempo. Ahora la música urbana pega muy fuerte y pareciera abarcar todo, pero hay también espacio para los demás. No es tanto, pero hay”.

Por último, Brendal, Zárate y Carriedo coinciden en que, más allá de la fama, la posibilidad de dedicarse a lo que a uno le apasiona realmente es el verdadero triunfo. “Vivir de la música es fruto de la perseverancia. Es relativo hablar de éxito en este mercado. Pienso que hacer lo que te gusta de manera sostenible es el éxito. Impactar en otros mercados, nuevas generaciones”, sostiene Brendal.

TAGS RELACIONADOS