convocó a más de siete mil personas en su concierto "Sonidos vivos" realizado la noche del miércoles en la explanada norte del Estadio Nacional.

Luego de seis años, el artista nacional pudo demostrar su talento junto a músicos de países como Vietnam, Japón y Turquía.

Sonidos extraños como el Tang Bao de Vietnam, el Out de Turquía o el shakuhachi de Japón, se combinaron con instrumentos propios de nuestro país.

La gala musical duró dos horas e incluyó ritmos como el landó, huayno, festejo y saya puneña. No se descarta que "Sonidos vivos" se pueda replicar en los próximos años.

TAGS RELACIONADOS