Néstor 'Mito' Plaza y sus entrenadores Lucía y Joaquín Galán del Dúo Pimpinela. El gesto de mirar hacia arriba de 'Mito' es de agradecimiento a su esposa recientemente fallecida. Ella le pidió que vaya al concurso y sea parte del grupo de los hermanos argentinos. (Foto: Rayo en la Botella)
Néstor 'Mito' Plaza y sus entrenadores Lucía y Joaquín Galán del Dúo Pimpinela. El gesto de mirar hacia arriba de 'Mito' es de agradecimiento a su esposa recientemente fallecida. Ella le pidió que vaya al concurso y sea parte del grupo de los hermanos argentinos. (Foto: Rayo en la Botella)
Diana Mery Quiroz Galvan


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Escucharlo cantar es sentir su dolor en cada palabra. llegó a para dar a conocer su talento, pero sobre todo para cumplir uno de los últimos deseos de su esposa Nancy Mozo, quien falleció semanas antes de que él audicionara en el programa. Por eso cada canción que el cajamarquino de 68 años entonó en el programa estuvo dedicada al amor de su vida. Nombrarla, mientras hacía estremecer a quienes lo oían, era para él tan inevitable como derramar lágrimas. La historia que conmovió a muchos se inició en 1980 en Ferreñafe, cuando él formaba parte de una orquesta y ella lo oyó cantar por primera vez. “A Nancy y a mí nos unió la música”, evoca el ganador del concurso. “Yo siempre les pedía a los chicos con los que cantaba que tocaran ‘Amar y vivir’ -continúa- y justo ese fue el tema que a ella más le gustó”. Quedó tan impresionada que no dudó en acercarse para hacerle un pedido muy especial. “Dedícamela cuando esté presente”, le dijo. El desenlace natural de ese encuentro fue un compromiso que duró 40 años, hasta que una enfermedad mortal separó sus cuerpos. Las almas que se aman de verdad, dicen, permanecen unidas para siempre.

Lee también: Emilia Drago: “Superar el cáncer es una nueva oportunidad de vida”

El primer recuerdo musical de ‘Mito’ Plaza es a los seis años. A esa corta edad tomaba entre sus manos las tapas de las ollas para hacerlas sonar como si fueran un bombo. Así empezó todo. Sus padres vieron en él cualidades para tocar y cantar y lo llevaron a un programa de televisión en Chiclayo, a donde se mudaron.

Me ha comentado que además de cantar y tocar guitarra, compone.

Sí, tengo varias canciones, pero no las he patentado. En alguna orquesta por la que he pasado me atreví a cantar una de ellas. Tengo 21 canciones guardadas y quiero grabar al menos dos de ellas para reactivar mi orquesta. Las canciones que tengo se pueden transformar en una balada, un vals, un huayno, en muchos ritmos, pero yo las he compuesto en balada. Mi fuerte son las baladas y la salsa, pero como en el norte las orquestas son muy versátiles, canto de todo un poco.

¿Desde cuándo tiene su orquesta?

Mi esposa y yo la formamos en 2009. En un principio tomó el nombre de Mito Plaza y Familia, pero como ya estaba avanzado de edad hace unos años le cambiamos de nombre y quedó como Vanessa Plaza y su Dulce Encanto. Tiene el nombre de mi hija porque mi hijo Víctor empezó a trabajar con Marisol en la Orquesta La Magia del Norte.

Con su amada Nancy. El amor más allá de la muerte que demostró en cada tema conmovió a todo aquel que lo oyó cantar.
Con su amada Nancy. El amor más allá de la muerte que demostró en cada tema conmovió a todo aquel que lo oyó cantar.

En competencia

¿Por qué eligió al dúo Pimpinela?

Cuando me enteré quiénes serían los entrenadores, mi primera opción fue la señora Eva Ayllón. Mis hijos querían que vaya al equipo de Tony [Succar], pero mi esposa me pidió que si volteaba Pimpinela, los elija. Para suerte mía ellos fueron los primeros que voltearon y decidí seguir el consejo de Nancy. Y, como ya sabemos, el resultado ha sido el mejor.

¿Qué enseñanza se lleva del dúo argentino?

Creo que todos hemos aprendido muchísimo de nuestros entrenadores. Las lecciones que me han dado han sido muchas. Por ejemplo cómo utilizar mejor mi diafragma. Yo canto, pero soy un músico empírico y no sabía bien cómo utilizar mi instrumento, ellos me enseñaron la técnica. Aparte de ellos, hemos tenido profesores de canto muy buenos en Latina. El trato durante todo el concurso ha sido excelente, desde los señores de limpieza hasta los conductores y productores.

El premio por ganar La Voz Senior es grabar un single con Universal Music. ¿Ya ha decidido cuál será?

Yo elegiría “Amar y vivir”, porque para Nancy y para mí es el himno a nuestro amor. Cantarla es el mayor homenaje que le puedo hacer a mi esposa.

A propósito de esto, hubo una evolución en su actitud desde la primera a la última vez que canto el tema. ¿Qué pasó?

Yo entré al concurso después de que mi esposa falleció, un 14 de mayo. Viajo a Lima el 4 de junio y el 12 ya empieza la etapa inicial del concurso. Todo ese tiempo estuve en casa de mi cuñado extrañando mucho a Nancy y a mi familia. No fue fácil llevar este dolor tan fuerte. Luego regresé a Ferreñafe, porque el concurso fue suspendido unas semanas y visité la tumba de mi esposa. Cuando volví, la señora Eva Ayllón me llamó y me dijo que debía dejar de llorar y cambiar de actitud. La muerte de Nancy es un dolor que no puedo quitar del alma, pero sabía que tenía razón. Así que decidí mantener la pena por dentro y mostrar un poquito de alegría como mi Nancy quería.

A pesar de algunas críticas, Mito Plaza logró el ansiado triunfo, cuyo premio es grabar un single con Universal Music (Foto: Rayo en la Botella).
A pesar de algunas críticas, Mito Plaza logró el ansiado triunfo, cuyo premio es grabar un single con Universal Music (Foto: Rayo en la Botella).

Sueño cumplido

¿Qué opina de los críticas que le han hecho?

Algunos decían que yo lloraba para dar pena, pero no era así. Pienso que esas personas que me criticaban hubieran querido que yo pise el palito, como se dice, y que les responda. Los he leído, sí, pero he conversado con mis hijos al respecto y decidimos dejarlos hablar. Solo he tomado los comentarios positivos; los que vienen con mala intención los dejo de lado.

¿Tenía la confianza de que ganaría el concurso o en algún momento lo dudó?

A mí no me gusta perder y hemos tenido que guerrear. En La Voz Senior ha habido voces muy buenas, como el señor Óscar Centeno, a quien no solo considero un extraordinario rival sino una muy buena persona. Todos, en realidad, formamos un grupo muy unido, sin importar de qué equipo éramos.

¿Qué representa La Voz Senior para usted?

Una segunda oportunidad para mí y para muchos. Desde chico yo soñaba con ser alguien, y de más grande fui alternando mi trabajo de operario con la música. Este concurso me ha confirmado que los sueños sí pueden cumplirse.

¿Hay algún otro gran deseo que le gustaría hacer realidad?

Para ser completamente feliz falta que Nancy esté junto a mí. Pero sé que eso es imposible. Los designios de Dios no cambian. Sé que ahora tengo que seguir todo este periplo musical por mi cuenta y espero que al lado de mis hijos. Estamos esperando volver con la orquesta y terminar con los duros momentos que estamos pasando los músicos.

EL DATO: Para contratos escribir o llamar al +51 901551058.

Te puede interesar