Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)
Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)
Melvyn Arce Ruiz

No cree en repetir fórmulas y, por eso, desde su debut como artista, cada trabajo se siente diferente. Pasó por las baladas, el heavy metal y el pop, hasta que su fusión de boleros, rancheras y lo que ella llama "música cebolla" le permitió conquistar lugares que nunca imaginó. "Norma", el disco con el que volverá a Lima en setiembre próximo, ha sido una nueva oportunidad para retarse a sí misma, pero no el límite para sus ambiciones creativas. Por el lanzamiento de su más reciente canción, "Chilango Blues", se puso al teléfono y nos contó a qué aspira en lo musical y lo personal.


 

Cuando promocionabas "Norma", decías que en un próximo trabajo te provocaba explorar más lo folclórico, cantar en inglés o hasta hacer jazz. Pero ahora que estrenaste "Chilango Blues" estás más próxima a las raíces negras del rock. ¿Cómo llegas a ese sonido?
(Risas) Soy muy impulsiva. Se me ocurre una idea, voy al estudio y la grabo. No tenía pensado hacer un blues. Yo iba camino a un concierto en la Ciudad de México, y mirando por la ventana se me vino la melodía. Parece muy cliché, pero es así. La canción salió solita. Hay canciones que salen solas, sin pensar nada.

En el video de "Chilango Blues" apareces en los créditos como directora. Sé que no es la primera vez que diriges. ¿Qué te atrae de esta faceta?
Siento que el cine es de las artes más completas. Entonces me la paso muy bien haciendo videos. Algún día me encantaría poder hacer una película. No actuar en una, sino estar detrás. Yo no tengo los estudios ni la experiencia suficiente, entonces aprovecho mis videos para ir practicando y aprendiendo; y siento que puedo llegar mejor a contarle a la gente la historia de mi canción.

En entrevistas pasadas he notado tu entusiasmo cuando hablas de aquellos artistas que exploran al máximo su creatividad y que llegan a trascender disciplinas en esa búsqueda. Tú ahora también lo haces: cantas, compones, pintas, diriges. ¿Sientes que te estás convirtiendo en la artista que querías ser?
Siento que día a día me convierto más en lo que quería y hasta en más de lo que pensé que podía. Justo en este momento de mi vida estoy pasando por una etapa muy emocionante en la que siento que cada día, cada año, cada mes, es una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Cuando terminé mi disco "La Trenza", pensaba: "¿Qué me espera ahora?, ¿será que algún día se me acabarán las ideas, que no tendré nada más que aportar?". Y me di cuenta de que quería seguir aprendiendo y empecé a explorar. Y lo mismo me pasó ahora. Terminé mi álbum "Norma" y me di cuenta de que quería seguir investigando y aprendiendo. Todo el tiempo siento que hay algo que me motiva, que tengo ganas de dirigir, de pintar, de componer música, de especializarme más en un instrumento. Es muy emocionante darte cuenta de que puedes estar todo el tiempo aprendiendo algo nuevo. Es hermoso. Y sí, me estoy convirtiendo en lo que quería y hasta más, porque no pensé que uno podía aprender tantas cosas.

Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)
Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)

¿Sientes que como artista estás todo el tiempo volviendo a empezar?
Siento que sí, que cada álbum es una oportunidad. También depende de cómo uno lo vea. Si yo hiciera un álbum igual al anterior y siguiera con una misma línea y no experimentara tanto, a lo mejor sería más como ir siguiendo un hilo. Pero como cada álbum mío es una oportunidad para experimentar, entonces no sabes cómo lo va a recibir la gente. Puede que a algunos de los que les gustó "Norma" no les guste el "Chilango Blues". Y a los que les gustaron mis primeros discos no les guste "Norma". Pero eso también es súper emocionante para mí. Yo me llevo el aprendizaje y la gente se lleva música nueva. Algunos lo aceptan, lo abrazan, abren su oído musical a otras cosas, y eso es súper divertido también.

Fuiste parte de la edición 2019 de Coachella, que tuvo varios actos latinos. Pero mientras los demás eran artistas urbanos, tú llevaste ritmos como la cumbia, la salsa o el mambo, que son parte de tu disco "Norma". ¿Te preocupa que se entienda lo latino solo en términos de reggaetón?
No me preocupa. No creo que el mundo esté pensando que en América Latina solo queremos reggaetón, aunque puede que haya sitios en los que se crea eso. Lo que pienso más es que hay una apertura para que se escuche música en español. El idioma pasa a segundo plano, ya no es solo la música en inglés la que se escucha globalmente. Lo bonito sería que sea un momento de apertura y que la gente pudiera abrazar todo los tipos de música que se hacen en Latinoamérica, pues también se hace electrónica, rock, alternativo, folclor, salsa, no sé. Pero en lo que a mí respecta –me guste o no lo que signifique el reggaetón, sus letras o lo que sea–, me gustaría que la sociedad en general sea más amable y que esté más abierta a recibir otras culturas.

Después de tu presentación en Coachella, cuando la gente podría creer que estabas viviendo la vida perfecta, decidiste abrirte y contar que en realidad no la estabas pasando bien, que sufrías depresión. ¿Por qué decidiste hablar de ello?
Porque en ese momento ya estaba saliendo y me estaba sintiendo mucho mejor. Creo que cuando uno tiene depresión, no tiene ganas de hablar nada. Y cuando yo decidí contarlo, me sentía mucho mejor y sentía que hablar con libertad era parte de mi proceso de recuperarme, que no sea algo oculto, de lo que me tenga que avergonzar o algo para que me señalen con el dedo. A mí no me funciona eso de "el show debe continuar", porque es una cosa muy cruel. Una artista como yo, que no interpreta un papel, tiene que presentarse con mucha honestidad y claridad en lo que haga. Me gusta ser yo, y si de pronto voy a un concierto y no me siento bien, prefiero decírselo a la gente. Y creo que mi público valora más eso, que sentir que les estoy mintiendo.

Ver esta publicación en Instagram

Mi gente querida, ayer fue el último show en @coachella y me sentí muy feliz sobre el escenario, tenía varios meses de estar muy deprimida y me costaba mucho dar un concierto sin llorar, hoy me siento más tranquila y poco a poco recuperando la alegría de vivir. Por que comparto esto? Porque me es muy difícil avanzar intentado ocultar los estragos de mi personalidad, la depresión es ciega, a veces puedes tenerlo todo y aún así estar deprimida. Mi vida los últimos años ha sido una montaña rusa y supongo que ahora me pasa la cuenta. Ahora solo quiero volver a enamorarme de las canciones. Si hay alguien ahí que tenga depre, ánimo, un día a la vez. A modo simbólico me corté el pelo y estoy dejando que asomen con libertad mis blancos cabellos. A dos semanas de cumplir 36 años, estoy viva aún, medio golpeada, pero viva.

Una publicación compartida de mon laferte (@monlaferte) el

¿Crees que es necesario romper con esa cultura de 'celebrities' en la que vivimos? ¿En la que las figuras a las que miramos muestran una suerte de perfección inalcanzable en cada cosa que hacen?
Sí, totalmente. Y los estereotipos y esa presión social de mostrar, de alardear sobre los bienes, sobre números, dinero, joyas, cosas materiales. Siento que es muy pesado, debe de ser muy cansado también mantener ese estatus… y no es real. Por lo menos para mí, porque sé que aunque no lo quiera hay mucha gente que me sigue, creo que es importante que vean que no es así. Sobre todo para la gente que está en la música, es importante que vean que no importan los números y el glamour. Muchas veces, lo que menos tiene esa vida de giras es glamour (risas). A mí me gusta mostrar mi mundo tal y como es. No digo que no haya artistas con vida glamorosa, seguro que sí. Pero a mí me gusta mostrar cómo es mi vida realmente.

Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)
Mon Laferte. (Foto: Christian Alanís Contreras)

​Más información

Mon Laferte se presentará en Lima el 20 de septiembre en el Plaza Arena, de Surco. Su nuevo tema, “Chilango Blues”, está disponible en todas las plataformas digitales.