Norah Jones. (Foto: DIfusión)
Norah Jones. (Foto: DIfusión)
Melvyn Arce Ruiz

La historia de parece sacada de una de película. Al cumplir los 20 años, se mudó de Dallas a Nueva York para hacer carrera como pianista de jazz. Tocó en bares y clubes en los que a la vez trabajó como mesera durante tres años hasta que, en 2002, publicó “Come Away With Me”, un disco editado por un sello pequeño que se convirtió en un fenómeno de ventas y que, de la noche a la mañana, la hizo pasar del anonimato a la fama.

No es un secreto que esta condición de figura pública nunca ha sido del agrado de la cantante. Es más, al teléfono puede sonar por momentos distante y dar respuestas muy breves; sin embargo, el empezar su carrera con un disco tan rentable le permitió defender una libertad creativa que se ha visto expresada en ya 7 álbumes de estudio.

Norah Jones alcanzó la fama con el tema "Don't Know Why". (Foto: Difusión/ Universal)
Norah Jones alcanzó la fama con el tema "Don't Know Why". (Foto: Difusión/ Universal)

En 2012 llegó por primera vez a Lima con “Little Broken Hearts”, una colaboración con Danger Mouse que dejó temas tan distantes de su estilo característico como “Happy Pills” o “Miriam”. En diciembre volverá con “Begin Again”, un álbum que optó por trabajar sin un concepto establecido y reconectando con sus raíces de músico de jazz al ingresar al estudio a improvisar.

“Tenía ganas de reunirme a colaborar con diferentes artistas y hacer sencillos en vez de pensar en un álbum”, explica al contestar la llamada de este diario. “Ha sido un camino divertido. Cada sesión fue distinta, diferentes personas, diferentes ideas. No tenía que haber una relación entre cada uno de ellos, y disfruté de eso”.

Te has descrito en el pasado como una creyente del aprendizaje. ¿Qué lección dirías te dejó hacer este álbum?

Supongo que el saber que puedo ser espontánea… Quiero decir, ya sabía eso, pero disfruté el ir con algunas ideas, no una noción preconcebida de lo que voy a hacer en el estudio. Y me agradó saber que puedo compartir con otras personas, y ser creativa y que algo saldrá de eso y que no me tengo que preocupar por no tener idea de qué. Es divertido, no ha sido tan difícil como pensé.

Y en ese proceso ha sido muy importante el elegir a la gente adecuada para colaborar…

Por supuesto (sonríe).

Además de Christopher Thomas o Brian Blade, con los que ya has trabajado, en este disco contaste con Jeff Tweedy (de Wilco) y Thomas Bartlett (Doveman). ¿Cómo fue el encuentro con ellos?

¡Maravilloso! Inspirador, diría. Y mucho más por gente como ellos. Yo tenía algunas ideas, ellos las suyas, nos reunimos y funcionó bien. Ya sabes, la gente diferente, inspira cosas diferentes.

Comenzaste como músico de jazz, te convertiste en cantante y en el camino comenzaste a escribir. En tus primeros discos hay pocos temas firmados por ti, pero luego ya siempre cantas canciones propias. ¿Cómo sientes que ha sido tu evolución como compositora?

Creo que me siento bien con lo que he hecho. Estoy en otro lugar del que estuve hace 17 años (cuando salió el disco “Come Away With Me”). Creo que es importante evolucionar, crecer y cambiar. Y estoy muy orgullosa de decir que lo hice. Yo quería eso para mi vida y mi carrera. No deseaba quedarme y hacer el mismo álbum una y otra vez. Cambiar es emocionante.

En algún momento describiste los días de éxito de “Come Away With Me” como los peores de tu vida porque te dio sobre exposición ante los medios, ¿Qué te chocó tanto de la fama?

Bueno, diría que fueron días de muchísimo estrés, pero no los peores de mi vida, ya he pasado por cosas más duras (risas). Pero todo cambia. En aquel momento no disfrutaba como me hubiera gustado. Pero ya pasó, sabes.

Norah Jones se diplomó en jazz para piano en la Universidad del Norte de Texas. (Foto: Universal/ Difusión)
Norah Jones se diplomó en jazz para piano en la Universidad del Norte de Texas. (Foto: Universal/ Difusión)

Tus canciones más populares hablan de amor. ¿Te describirías como una persona romántica?

No sé si me diría así, supongo que si escribo canciones de amor, quizás lo sea. Pero todos lo somos en algún momento. Tenemos fases, momentos en los que nos sentimos así y otros en los que no.

Pero, ¿crees que tus canciones son un buen retrato de quién eres tú?

Sí, claro. Bueno, a veces (ríe).

A lo largo de tu carrera has usado tu voz para apoyar causas que crees importantes, incluso cuando son temas que pueden no ser muy populares entre tus seguidores o tus compatriotas, como Planned Parenthood. ¿Por qué?

Creo que es importante (hablar) si crees que algo realmente te importa. Yo lucho con eso a veces porque hay muchas cosas feas pasando y uno quisiera ayudar. Pero, seré honesta, yo disfruto mi vida siendo una persona no muy famosa. Y no creo que mi fortaleza sea decirle a la gente mis pensamientos. Hay quienes están muy cómodos con eso, y son buenos haciéndolo. Y hay otros que lo hacen todo el tiempo y resultan desesperantes. Y en estos días de redes sociales y evidencias creo que soy mejor expresando optimismo. Y digo muchas cosas a través de mi música, no solo hablo de amor, también expreso ideas políticas, diferentes cosas. Creo que allí está mi fortaleza. He participado en ciertos eventos, firmado ciertas peticiones, pero creo que con lo que mejor me expreso es con mi música.

¿Crees que podrías lidiar con la relevancia que tienen las redes sociales en la vida y difusión de los artistas si tuvieras que empezar tu carrera en la actualidad?

Realmente no lo sé. Pero creo que es interesante pensarlo. Porque si tú lanzas cada uno de tus pensamientos, las cosas pueden cambiar. Hay algo muy emocionante en hacerlo, lo entiendo perfectamente. Pero, por ejemplo, si yo respaldo a un político cuyas ideas amo y termina cambiando, me rompe el corazón y hace todo lo opuesto de lo que dijo que haría, yo siempre estaría asociada a alguien que no fue como pensé que sería. Y no creo que valga la pena hacerlo.

Aunque quizás muchos no lo sepan, a la par de tu carrera en solitario, has formado y tocado con bandas como Puss and Boots, The Little Willies, Sloppy Joannes, The Mazelles. ¿Qué te motiva a ser parte de estos proyectos?

Hacer música de maneras diferentes es divertido. Y una de mis cosas favoritas es ser parte de una banda. Amo mi carrera en solitario y tener el control de lo que hago, pero también es lindo ser parte de un grupo y trabajar en balance. Es un cambio bonito.

Norah Jones es hija del sitarista Ravi Shankar. (Foto: Universal/ Difusión)
Norah Jones es hija del sitarista Ravi Shankar. (Foto: Universal/ Difusión)

Y, además, te permite tocar en espacios más pequeños de los que usualmente están reservados para tus shows como Norah Jones…

Sí, absolutamente, también me gusta eso.

En Puss N’ Boots cantas y tocas la guitarra. El grupo fue una excusa para que aprendieras a tocar un instrumento que no dominabas. ¿Cómo fue ese proceso?

Sí, aprendí con el grupo. Nos reuníamos a tocar en un salón de billar cada semana y así lo hacíamos una y otra vez hasta mejorar, aunque hay quienes dicen que no lo hemos hecho (ríe).

¿Y ahora te sientes más cómoda cuando tocas la guitarra?

Definitivamente. Me siento mejor, todavía creo que necesito practicar más. Pero es genial tener otra herramienta para hacer música.

MÁS INFORMACIÓN

Norah Jones se presentará en el Anfiteatro del Parque de la Exposición el miércoles 4 de diciembre. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro.

TAGS RELACIONADOS